Banco Mundial prevé “inflación elevada” para Venezuela

"Estamos alertando a las naciones, especialmente a las economías emergentes, a que se ajusten los cinturones"

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Washington, Estados Unidos. AFP).- Las economías emergentes, incluyendo las de América Latina, tienen por delante este año un camino marcado por desafíos por la caída en precios de commodities y deberán “ajustarse los cinturones”, alertó este miércoles un extenso informe del Banco Mundial (BM).

En el documento “Perspectivas Económicas Globales” el BM redujo su previsión de crecimiento global a 2,8%, siendo que un documento similar divulgado en enero había estimado un avance de 3,0%.

Para el BM esta leve disminución de expectativas se debe a la contracción de Estados Unidos en el primer trimestre y la desaceleración verificada en la economía china.

Este escenario conforma un impacto directo para emergentes y en desarrollo, afectados por la caída en los precios internacionales de las materias primas y en los flujos de capitales.

Aunque la caída en los precios internacionales del petróleo redujo costos para los importadores netos, un dólar fortalecido hizo que los beneficios se diluyan, de acuerdo con el BM.

Para este año el banco recortó la previsión de crecimiento de Estados Unidos a la mitad, a 2,0%, elevó levemente su expectativa para la zona del euro a 1,5% y mantuvo su expectativa de 7,1% para China.

En general, la previsión para las economías emergentes fue recortada a 4,4%.

El factor clave en este cuadro será la decisión de la Reserva Federal (el banco central estadounidense) de elevar o no su tasas de interés en los próximos meses, gesto que podrá provocar aún más volatilidad en el mercado global.

Eso porque para las economías emergentes o en desarrollo será más caro conseguir dinero fresco y más difícil atraer inversiones, poniendo más presión sobre monedas que ya cayeron significativamente ante el dólar en el último año.

Estamos alertando a las naciones, especialmente a las economías emergentes, a que se ajusten los cinturones”, expresó Kaushik Basu, principal economista del BM.

De esa forma, Basu concordó con la visión expresada por el Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre la conveniencia de que Estados Unidos se abstenga de elevar ahora su tasa de interés.

DIFERENCIAS EN AMÉRICA LATINA

En el caso de América Latina el BM expresó una previsión de retroceso del orden de 0,4% este año, para intentar una recuperación de 2,0% en 2016 y saltar a 2,8% en 2017.

“Sin embargo hay una divergencia entre subregiones, con las previsiones para América Central, América del Norte y el Caribe relativamente más brillantes que las de América del Sur”, apuntó el BM en su informe.

Para los economistas del Banco Mundial la mayor economía latinoamericana, Brasil, deberá terminar este año con retroceso de 1,3%. En su último informe global el FMI previó una retracción de 1% en el PIB brasileño este año.

“A pesar de grandes ingresos por el turismo y las inversiones de capital por la Copa del Mundo de fútbol (de 2014), la economía de Brasil, la mayor de la región, se estancó”, señaló el informe.

En el caso de Venezuela el BM apuntó “inflación elevada, mercado de cambio desordenado (…) y un control de precios generalizado, que creó carencias de productos al consumidor”.

En contrapartida, diversos países de América Central y del Norte se beneficiaron de “exportaciones más fuertes apoyadas en la demanda de Estados Unidos”.

En general, en toda la región latinoamericana “el crecimiento de la demanda doméstica se mantiene frágil”, advirtió el BM.