Bomberos de la UCV, los héroes de un país que agoniza

"Cuando acudimos a un llamado siempre damos nuestro 100% para atender a las personas".

Publicada por: el alexurbina2000@gmail.com

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – Ser bombero a nivel mundial es motivo de admiración en especial por los más pequeños.

Estos profesionales ponen en riesgo sus vidas para salvaguardar la integridad de un completo desconocido en situaciones de alto peligrosidad como desastres naturales o provocadas por el hombre.

El equipo de Sumarium.com tuvo acceso exclusivo al cuerpo de Bomberos de la UCV, que desde hace 56 años han capacitado a hombres y mujeres como profesionales de alta calidad en las áreas de primeros auxilios, prevención y combate de incendios entre otras materias.

LA CRISIS TAMBIÉN LOS AFECTA

El presupuesto para los bomberos este año fue de aproximadamente de Bs. 149.000, pero los costos para equiparse superan más de tres veces la cifra, por lo que lo asignado para el periodo 2016 tan solo alcanzaría para alimentar a los voluntarios un par de días.

La directiva de la institución hace lo imposible para cubrir las necesidades básicas alimentarias, pero se ha visto en la obligación de solicitar a los voluntarios traer los alimentos directamente desde sus hogares para cubrir la demanda energética que produce este trabajo, dado que en ocasiones les toca salir más veinte veces por jornada a atender los llamados de emergencia.

LAS LIMITACIONES A LAS QUE SE ENFRENTAN

En 2015, la Asamblea Nacional aprobó una Ley Orgánica que limitó a los bomberos de la UCV, quitándole competencias en la capacitación del personal, y se la delegó a la Universidad Experimental de la Seguridad (Unes).

Además, limitó su centro de operaciones a solo la Ciudad Universitaria. Para acudir a llamados fuera de la universidad deben notificar a los Bomberos del Distrito Capital. En el caso que no puedan atender la emergencia en el momento, es que proceden a autorizar al cuerpo de rescate universitario a acceder a su jurisdicción y atender la emergencia.

Esa normativa los coarta dentro de la misma UCV, ya que les quita la posibilidad de hacer las inspecciones de riesgo dentro de las instalaciones universitarias.

En la última década, la universidad ha tenido historial de patrones de quemados por hechos irregulares que han transgredido el interés patrimonial de la misma. A través de las inspecciones se podía garantizar el funcionamiento correcto de los sistemas de alarma y rociadores, pero con la entrada en vigencia de la ley se les quitó jurisprudencia para realizar las correspondientes inspecciones dentro de la institución educativa.

Varios bomberos participan en un entrenamiento para el combate de incendios. Crédito: Alex Urbina/Sumarium

En la actualidad este cuerpo consta de 130 bomberos voluntarios entre graduados y estudiantes,
el cuerpo de Bomberos de la UCV es un instituto multicultural, donde se encuentran profesionales de distintas carreras y de otros centros estudiantiles haciendo vida en la institución. Crédito: Alex Urbina/Sumarium

Tte. Damelis Cardozo, 1era Comandante de la institución. Lic. en educación y TSU en seguridad industrial, profesional con 15 años en la institución. Ha trabajado en la división de materiales peligrosos y es quien dirige actualmente la organización. Crédito: Alex Urbina/Sumarium

La igualdad de género es primordial en el cuerpo, desde los años 60 la inclusión de la mujer ha sido importante, asignando las mismas tareas que puede llegar a tener un hombre en la institución. Crédito: Alex Urbina/Sumarium

Los funcionarios conversan sobre el plan de trabajo para la jornada del día. Crédito: Alex Urbina/Sumarium

Detalle del desgaste de las botas de incendio, en nuestro recorrido observamos muchas botas en similares condiciones. Crédito: Alex Urbina/Sumarium

La institución ha recibido donaciones de otras instituciones, entes gubernamentales y empresas privadas que han servido para reemplazar parte de sus equipos tal es el caso de las bombonas de oxígeno que fueron donadas por los bomberos de España. Crédito: Alex Urbina/Sumarium

Gran parte de los trajes para el combate de incendio ya han cumplido con su vida útil, la renovación es casi imposible por la escasez de divisas, un solo uniforme supera el presupuesto anual asignado al cuerpo bomberil. Crédito: Alex Urbina/Sumarium

Crédito: Alex Urbina/Sumarium

Conteo de implemento para escaldas. Crédito: Alex Urbina/Sumarium

Los instructores enseñan a los estudiantes los distintos nudos para aplicar en técnicas de evacuación en siniestros. Crédito: Alex Urbina/Sumarium

Crédito: Alex Urbina/Sumarium

Crédito: Alex Urbina/Sumarium

Crédito: Alex Urbina/Sumarium

Crédito: Alex Urbina/Sumarium

Área del comedor. Crédito: Alex Urbina/Sumarium

Uno de los déficits de la institución se encuentra en el área de los dormitorios los cuales necesitan cobertores, sabanas etc. Crédito: Alex Urbina/Sumarium

Aula de clases. Crédito: Alex Urbina/Sumarium

Unidad averiada. Crédito: Alex Urbina/Sumarium

Un jeep similar les fue robado cuando asistieron a un servicio, los antisociales lo utilizaron para transportar armas y luego fue abandonado por la parroquia San Martín de Caracas. Crédito: Alex Urbina/Sumarium

Torre de práctica de escalada, evacuación etc. Crédito: Alex Urbina/Sumarium

El cuerpo de Bomberos de la UCV tiene su cuartel general bajo el gimnasio cubierto de la UCV. Crédito: Alex Urbina/Sumarium

Son muchas las carencias que actualmente atraviesan estos héroes urbanos, si quieres contribuir con un granito de arena contáctalos. Crédito: Alex Urbina/Sumarium




Categoría: Venezuela | Claves: Bomberos UCV