Brasil ya no será parte de la misión de Unasur para el 6-D

En un comunicado, el TSE atribuyó su decisión a la “demora” de Venezuela en responder a una serie de garantías exigidas.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: TSE Brasil

(Brasilia. EFE).- El Tribunal Superior Electoral (TSE) de Brasil, que conformaría la misión de la Unasur para los comicios parlamentarios en Venezuela, informó hoy que ha declinado participar por la falta de respuesta de las autoridades de ese país sobre las garantías necesarias para una “observación objetiva e imparcial”.

En un comunicado, el TSE atribuyó su decisión a la “demora” de Venezuela en responder a una serie de garantías exigidas y también a la supuesta negativa de ese país a que el reconocido jurista Nelson Jobim, exministro de Defensa y de Justicia y expresidente de la Corte Suprema de Brasil, estuviera al frente de la misión.

La nota dice que el TSE “buscó, durante los últimos dos meses, contribuir para que la misión de la Unión Suramericana de Naciones (Unasur) pudiese ejercer un trabajo de observación objetivo, imparcial y amplio”

También “se empeñó en asegurar que la misión de Unasur estuviera dirigida por una personalidad pública con amplio conocimiento de las lides electorales y de reconocida imparcialidad”, por lo que sugirió a Nelson Jobim.

“La sugestión fue aprobada por la Presidencia de la República de Brasil” y, aunque Jobim “tuvo amplio apoyo” entre los miembros de la Unasur, “fue ignorado en la decisión final sobre la jefatura de la misión, por un supuesto veto de las autoridades venezolanas”, indicó el tribunal.

La nota dice que el TSE también “procuró contribuir para que la misión fuese regida por un acuerdo entre la Unasur y el Consejo Nacional Electoral de Venezuela que permitiese observar las diferentes fases del proceso y verificar si las condiciones institucionales vigentes aseguran equidad en la disputa electoral”.

Sin embargo, afirma que “la demora del organismo electoral venezolano en pronunciarse sobre la versión revisada de ese acuerdo hizo que la misión no pudiese acompañar una auditoría del sistema electrónico de votación”.

La demora, según el TSE, también impidió “iniciar la evaluación de las garantías” relativas a la “equidad en la contienda electoral, lo que, a menos de dos meses de las elecciones, hace inviable una observación adecuada”.
La nota, de cinco párrafos, concluye diciendo que “en razón de los factores referidos, el TSE decidió que no participará en la misión de Unasur para las elecciones parlamentarias venezolanas”, que se celebrarán el próximo 6 de diciembre.