Calificadoras mantienen posibilidad de que Venezuela incumpla pagos

Las tres principales agencias de calificación coinciden en que los papeles venezolanos se mantienen en el nivel CCC (Fitch), Caa3 (Moody's) y CCC (Standard & Poor's), en el que "existe una posibilidad actual percibida de incumplimiento de pago".

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Las tres principales agencias de calificación crediticia Fitch, Moddy’s y Standard & Poor’s han rebajado la nota a la deuda soberana de Venezuela de largo plazo, por considerar que el país presenta graves problemas en su economía por una ineficiente o “mala” administración y por el desplome de los precios del petróleo, su principal fuente de ingresos en divisas.

Las tres coinciden en que los papeles venezolanos se mantienen en el nivel CCC (Fitch), Caa3 (Moody’s) y CCC (Standard & Poor’s), en el que “existe una posibilidad actual percibida de incumplimiento de pago. El repago oportuno del capital y los intereses es dependiente de condiciones favorables”, reseñó Reuters Ratings Service en una lista con las principales calificaciones de la deuda soberana de largo plazo de países de América Latina.

En febrero de este año Standard & Poor’s rebajó la calificación de CCC+ a CCC debido a que, entre otras razones, “la recesión económica, alta inflación y creciente escasez ha debilitado el apoyo público al Gobierno, reduciendo posiblemente su margen político para introducir las difíciles medidas económicas correctivas que podrían mejorar su posición de liquidez externa”.

“El repago oportuno del capital y los intereses es dependiente de condiciones favorables”

Mientras que a mediados de enero la estadounidense Moody’s rebajó los bonos venezolanos de Caa1 a Caa3 y cambió su perspectiva de negativa a estable, tras evaluar que el riesgo de impago del país se ha incrementado “sustancialmente”. La agencia advirtió que en caso de que Venezuela caiga “en default” (impago), las pérdidas de los tenedores de bonos superarían el 50 % de sus instrumentos de deuda.

Un mes antes, en diciembre de 2014, Fitch consideró que la capacidad del país “de responder a la caída de los precios del petróleo está limitada por el bajo nivel de reservas internacionales” y rebajó la calificación de Venezuela B a CCC.

El precio de la cesta venezolana de crudo ha perdido 60% de su valor desde mediados de septiembre de 2014, lo que ha presionado las finanzas nacionales, debido a que el 96% de los ingresos en divisas que entran a las arcas del Estado provienen de la venta del petróleo.

A la caída del precio del barril petrolero se suman los desequilibrios macroeconómicos que acumula la economía venezolana, entre ellas una elevada inflación que economistas estiman que ya haya alcanzado los tres dígitos en el periodo interanual y una marcada depreciación de la tasa de cambio paralela, que se cotizaba la mañana de este miércoles en 682,61 bolívares por dólar.

Con las tres calificaciones, Venezuela destaca entre los países peores calificados de la región.

Tabla- Calificaciones de crédito soberanas de América Latina. Crédito: Reuters Ratings Service