“Cambiar al gobierno es importante”, pero… “no basta”

"Yo siento como ciudadano que no estoy en el protagonismo político, que el discurso político, ni del gobierno ni de la oposición, va en la dirección de interpretar lo que son las angustias del venezolano común".

“Cambiar al gobierno es importante”, pero… “no basta”De acuerdo con Eduardo Fernández, la primera ruptura en Copei surgió en 1993, cuando se dividió entre dos candidatos presidenciales. Crédito: Alex Urbina / Sumarium.
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium)– Venezuela ha parido importantes figuras que con sus convicciones marcaron una huella profunda en los anales históricos, y en muchos casos, un antes y un después. De ese mismo modo, los partidos políticos y sus filosofías han escrito parte de esa historia.

Pero en el entendido de que el corazón de las instituciones se compone de su gente, Eduardo Fernández, “El Tigre”, abogado y político, que forma parte de ese grupo experimentado que ha visto y palpado los altibajos de la política nacional, ofreció a Sumarium una perspectiva de lo que a su juicio sucede en el insigne partido socialcristiano Copei, organización dentro de la que militó por más de 50 años, y de la que hace poco más de un año resolvió separarse para “dejar trabajar” a su presidente nacional.

Hoy, en tiempos de polarización y coyuntura, su visión -acertada o no-, abona el camino para entender el pasado -contado desde su perspectiva- y avanzar hacia el futuro a partir de nuestras propias conclusiones.

Habló de la época en que fue candidato presidencial (1988), “en esa elección sacamos la más alta votación en la historia de Copei, tres millones de votos que para ese momento era más del 40% de la votación nacional”. Asimismo, recordó que en 1992, el partido socialcristiano ganó 12 gobernaciones de Estado, “se pintó de verde el mapa de Venezuela”.

Pero con el pasar de los años ese mapa se ha vuelto variopinto, y no solo eso, aparentemente, el verde perdió lustre, o al menos eso es lo que se discute en el seno de la institución popular.

LOS PROBLEMAS “COMENZARON EN 1993”

De acuerdo con Eduardo Fernández, la primera ruptura del partido surgió en 1993 cuando se dividió entre dos candidatos: el candidato oficial de Copei, que era el doctor Osbaldo Álvarez Paz, y el líder fundador del partido, Rafael Caldera, quien anunció su sexta candidatura presidencial, pero en esa ocasión autoexcluyéndose de las filas del partido.

“Nos hubiéramos convertido en el partido más importante del país, pero nos dividimos… Ahí empiezan los problemas en Copei”, relató.

Para Fernández el problema era que su líder fundador “sentía que él tenía que ser siempre el candidato y, entonces, el partido eligió a otro” representante.

Dijo, además, que cinco años después la tolda “resolvió postular a una muchacha muy bella para presidente de la República, y esa operación resultó una gravísima equivocación”. La candidata era Irene Sáez y de acuerdo con Fernández “el país no la percibió como una presidenciable y lo que se sintió fue que el partido estaba haciendo una especie de maniobra” aprovechándose “de la simpatía de la muchacha”: “La votación de Copei se desplomó”.


LA FÓRMULA DEL ÉXITO PARTIDISTA, SEGÚN “EL TIGRE” FERNÁNDEZ

EF: Un partido que desde el 47 hasta el 92 había ido siempre subiendo, en el 93 se dividió, en el 98 prácticamente desapareció, y hay una serie de compañeros que han hecho esfuerzos por tratar de reconstruir el partido infructuosamente.

En los últimos tiempos asumió la responsabilidad un equipo dirigido por el señor Roberto Enríquez y yo les he estado insistiendo mucho… ‘necesitan tener un mensaje’. Un partido sin mensaje no va para ninguna parte. -Creo que una de las causas que explica la debilidad de los partidos actualmente en Venezuela es la ausencia de los mensaje atractivos-.

Les he estado insistiendo mucho en ‘el mensaje’, en la necesidad de organizarse -porque para que un partido sea fuerte tiene que estar muy bien organizado-, y en la necesidad de definir una estrategia inteligente, una organización eficiente y un mensaje atractivo. No tuve mucho éxito en mi prédica.

¿POR QUÉ COPEI NO LEVANTA CABEZA?

EF: ¿Cuáles son las razones por las cuales Copei no recupera su espacio? En mi modesta opinión -puede que yo esté equivocado-, creo que no existe un mensaje atractivo, una organización eficiente y una estrategia inteligente. Esas son las tres cosas que a mí me parece que deberían trabajar los que tengan la responsabilidad de dirigir el partido para que se recupere.

¿Cuál es la verdad de lo que sucede en Copei y quién es responsable?: Más que decir quién es responsable, permítanme decir cómo creo yo que se sale del problema. Crédito: Sumarium.

COPEI Y LA MUD

EF: El equipo que ha asumido la responsabilidad de dirigir a Copei (junta Ad Hoc) ha dicho claramente ‘somos solidarios con la política de la unidad, mantenemos los mismos candidatos, vamos a procurar llevar adelante una política para reemplazar al actual gobierno’. Entonces, darse el lujo de decir: prescindimos de esto y nos repartimos los puestos. Parece que lo que les interesara más es repartirse los puestos y eso a mí me parece feo… la manera como han abordado el tema de la situación que se presentó en Copei.

DECISIÓN “DESAFORTUNADA” DE LA MESA SOBRE COPEI

EF: Absolutamente desafortunada, yo creo que han debido buscar soluciones. La impresión que a mí me dio como ciudadano es como una especie de aves de rapiña: ‘ay, se fue uno, vamos a caerle encima a los 27 puestos y nos repartimos los 27 puestos entre nosotros, y esa imagen de una oposición que está como que demasiado afanada en repartirse puesticos en lugar de presentar propuestas trascendentes creo que no hace bien, porque aun suponiendo que la oposición ganara -todas las encuestan parecen indicar que la oposición tiene una gran opción de ganar-, ¿qué van a hacer el día siguiente? Entonces pareciera que la obsesión es simplemente cambiar al gobierno.

Crédito: Alex Urbina / Sumarium.

“CAMBIAR AL GOBIERNO ES IMPORTANTE”, PERO…

“NO BASTA”

EF: A mí me parece que cambiar al gobierno es muy importante (…) Yo tengo unos cuantos años en política y ya yo he descubierto que no basta con cambiar al gobierno, que hay que hacer algo más. Hace fata algo más que salir de Maduro… hace falta llevar adelante políticas serias, bien pensadas, bien meditadas para que el país pueda progresar.

16 AÑOS DE “PELEADERA”: “EN NADA AYUDA AL PAÍS”

EF: Yo creo que la política no es pleito, tenemos 16 años en una peleadera, eso no ha ayudado al país en nada. Yo creo que la política es búsqueda de consensos para solucionar los problemas de los ciudadanos y para que los ciudadanos vivan mejor, que tengan mejor sueldo.

Antes uno se presentaba con unos billeticos en el bolsillo y salía con unos paquetes en el mercado, ahora uno se presenta con un paquete de billetes en le mercado y sale con un mercadito chiquitico. Esos problemas son los que hay que resolver y yo quisiera que tanto los partidarios del gobierno como los adversarios presentaran propuestas a ver cuál es la mejor para reactivar la economía.

“HABLO DE UNIDAD DE VENEZUELA, NO DE LA OPOSICIÓN”

EF: A la propuesta de Unidad creo que le hace falta un mensaje que interprete lo que los venezolanos estamos sufriendo. Yo a veces siento que el debate político va por un lado y la gente lo que quiere saber es cómo va a comprar los útiles escolares para el próximo curso electivo.

La gente quiere saber cómo sale de noche o de día sin riesgo de que lo atraquen (…) Esto tiene que ver con desarrollo económico, con crecimiento económico y yo siento como ciudadano que no estoy en el protagonismo político, que el discurso político, ni del gobierno, ni de la oposición, va en la dirección de interpretar lo que son las angustias del venezolano común.

Tenemos que mejorar los protagonista políticos. Qué bueno sería que tuviéramos un mejor gobierno y una mejor oposición. La política es algo más que el intercambio de ofensas y de insultos, la política es trabajar por hacer realidad propuestas que mejoren la calidad de la vida de los ciudadanos.

EL RAZONAMIENTO DE EDUARDO FERNÁNDEZ

EF: La situación del país es tan grave que necesita un gobierno con mucha autoridad y el gobierno que tenemos es muy débil. Las encuestas demuestran que la mayoría de la población no le tiene confianza, pero yo no termino de ver que haya una alternativa a este gobierno (…) y yo siento que va a hacer falta un gobierno de unidad nacional para que tenga mucho apoyo y pueda tomar las decisiones que hay que tomar.

El debate está tan polarizado que hay poco espacio para los temas que a nosotros nos parece que deberían ser los más importantes.

LA PROPUESTA DE “EL TIGRE”

DESDE EL CENTRO DE POLÍTICAS PÚBLICAS IFEDEC, SE PREPARA UN DOCUMENTO CON UN CONTENIDO DE PROPUESTAS PARA DAR SOLUCIÓN A LA CRISIS NACIONAL
Cuando Eduardo Fernández se separó del partido Copei, disipó dudas sobre la posible creación de un nuevo partido y afirmó que desde la periferia trabajaría para hacer aportes el país. Esos aportes se han traducido en un documento, cuyos detalles se han ido filtrando poco a poco a través de distintos espacios.

El eje central del planteamiento de Fernández se basa en 5 aspectos: político, económico, social, educativo y moral.

Para el exmilitante de Copei, el problema político consiste en una polarización exagerada, en la ausencia de diálogo y en la ausencia de propósitos compartidos.

“Los problemas del país son de tal magnitud y requieren decisiones de tal naturaleza que un gobierno débil como el que tenemos, con un piso político precario y sin un sólido respaldo de la opinión pública, no podrá tomar las decisiones adecuadas”, argumenta.

Por otra parte, Fernández no está seguro de que la oposición esté en condiciones de formar un gobierno con suficiente respaldo como para adoptar las resoluciones que se requieren.

Al respecto, ha dicho que algunos objetan que en un año electoral se plantee un gobierno de entendimiento nacional, y responde: lo que vamos a elegir es un parlamento y el parlamento es justamente para parlamentar, es decir, para dialogar y se dialoga para acordar.

Para los que no están convencidos se su pregunta se atreve a responder: ¿Qué alternativa propone usted?

La alternativa de “El Tigre” pasa por producir e invertir. “Hay que iniciar una política clara de desmontaje progresivo del control de cambios y del control de precios” y, por supuesto, “hay que asumir una política de disciplina en el gasto público. No se puede gastar más de lo que se percibe”.

“Producir más acabará con el desabastecimiento, con el alto costo de la vida, con las colas, con el desempleo, con el deterioro del poder adquisitivo del salario y, de paso, acabaremos también con la inseguridad o por lo menos comenzaremos a disminuirla drásticamente”, sentencia.

Categoría: Venezuela | Claves: Líos en Copei