Canasta básica familiar se ubicó en junio en Bs. 54.204

El vestido y calzado aumentó Bs. 2.156,66, pues pasó de Bs. 4.461 a Bs. 6.618,33.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- La canasta básica familiar en Venezuela se ubicó en junio en Bs. 54.204,69, según el Centro de Documentación de Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM).

El aumento, en comparación al mes de mayo, es de Bs. 11.357,78 (26,5%), lo que Cendas lo considera como un aumento histórico. La variación anualizada respecto a junio 2014 y junio 2015 es de 163,6%.

Se requieren ocho salarios mínimos para adquirir la canasta familiar (una familia de cinco miembros), según indica El Nacional.

AUMENTO

El vestido y calzado aumentó Bs. 2.156,66, pues pasó de Bs. 4.461 a Bs. 6.618,33, lo que equivale a un promedio mensual de 48%. Mientras que los alimentos pasaron de Bs. 24.694 a Bs. 32.023,51, lo que se traduce en un 29,7%.

Los granos aumentaron 80,5%; carnes y preparados 53,7%; frutas y hortalizas 32,2%; raíces, tubérculos y otros 22,2%; leche, quesos y huevos 21,1%; cereales y productos derivados 18,8%; pescados y mariscos 13,1%; salsas y mayonesa 5,3%.

El rubro educación aumentó 29,1%. Pasó de Bs. 19.771 a Bs. 91.422,70, traduciendo esto a un 362,4%; los artículos de higiene subieron 5,8% (pasando de Bs. 1.559 a Bs. 1.649); toallas sanitarias 61,9% (pasó de Bs. 35 a Bs. 56,67); esponja 30,7% (de Bs. 29 a Bs. 38,33); champú 9,4% (de Bs. 53 a Bs. 58,33); afeitadora desechable 4,2% (de Bs. 40 a Bs. 41,67).

El alquiler de vivienda aumentó 1,5%, pasó de Bs. 2.532 a Bs. 2.570. El sector salud aumentó 4,9%.

Por otro lado, un almuerzo promedia los Bs. 396,55, pero el ticket de alimentación oscila entre Bs. 75 y 112,50

Sin embargo, la azúcar y la sal bajaron de precio un 7,2%; grasas y aceites 6,8%; el café no varió de precio.

ESCASEZ

Estos 20 productos presentaron escasez: leche en polvo, sardinas a precio regulado, atún enlatado, pollo, carne de res, margarina, azúcar, pernil, aceite de maíz, queso duro, caraotas, arvejas, lentejas, arroz, harina de trigo, pasta a precio regulado, harina de maíz, café, mayonesa y queso amarillo.

El jabón de baño, detergente, lavaplatos, cera para pisos, compotas, nenerina, papel higiénico, pañales, toallas sanitarias, toallines, toallitas, servilletas, leche condensada, leche líquida, cloro, suavizante, desodorante, afeitadoras, crema dental, champú, gel fijador, jabón azul, insecticidas; medicinas como atamel, losartán, aspirinas, anticonceptivos, inyectadoras, entre otros, siguen escasos.

APAGAR INCENDIO CON GASOLINA

“Venezuela lo que está haciendo es apagar un incendio con gasolina. Tienes un problema inflacionario e imprimes dinero para resolver otros problemas y estás generando es inflación. Cendas habla de casi 30% de aumento en los alimentos en junio, lo cual se traduce en hiperinflación”, señala el economista Luis Oliveros.

Para Roberto León Parilli, presidente de la Alianza Nacional de Usuarios y Consumidores (Anauco), la situación del bolsillo en época escolar sufría “un pequeño esfuerzo que se hacía una vez al año, más allá de las obligaciones normales que tiene un núcleo familiar. Todos ponían un granito de arena y ni se notaba. Pero hoy en día, para poder pagar los libros a lo mejor hay que dejar de pagar otras cosas”.

Para el economista José Guerra, “al trabajador tú no le puedes decir ‘espera que la inflación baje, espera que la productividad aumente’; ¿el trabajador se va a quedar con los brazos cruzados viendo cómo se deteriora su poder de compra? Nosotros pensamos en una compensación salarial que reponga en algo la pérdida del trabajador. Sabemos la situación del comercio y de la industria, pero, ¿cómo le dices a un trabajador que gana Bs. 8.000 que no puede comer?”