Se prenden los motores para las presidenciales argentinas

En diez días, los partidos deberán determinar con qué aliados se presentarán a las elecciones. El 20, tendrán que mostrar todos los nombres de las boletas de aquellos que heredarán la presidencia

Se prenden los motores para las presidenciales argentinasLa Justicia Electoral contará con otros diez días para recibirá las listas con los nombres de aquellos que opten a la presidente, vicepresidente, diputados y senadores nacionales. Crédito: laprimerapiedra.com.ar
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Solo diez días separan a los partidos políticos de Argentina, de una definitiva alianza de cara a las elecciones Primarias del 9 de agosto donde acordaran los candidatos que pelearán por la sucesión presidencial de Cristina Fernández de Kirchner.

Posterior a estos días, la Justicia Electoral contará con otros diez días para recibirá las listas con los nombres de aquellos que opten a la presidente, vicepresidente, diputados y senadores nacionales de cada una de las agrupaciones que participarán en la elección.

Tal vez la premura o la pequeña brecha que hay entre estas dos, son algunos de los elementos que mantienen a los dirigentes del oficialismo y a los de oposición en un proceso de aceleración en los debates para el diseño del mapa electoral que a fin de cuentas es el que utilizarán los ciudadanos cuando depositen su voto por elegir a quien consideren el indicado para asumir las riendas de un país que por doce años ininterrumpidos ha estado bajo el control del matrimonio Kirchener.

En los próximos días, el Gobierno y la oposición decidirán cuestiones clave no solo para los partidos, sino también para la definición y toma de riendas del país, entre ello lo siguiente:

CRISTINA AÚN NO DECIDE

La actual Presidenta aún no ha definido si integrará o no, las listas del Frente Para la Victoria en algunos de sus tramos. Sin embargo algunos dirigentes del oficialismo solicitaron el pasado viernes, que la Presidenta sea candidata a diputada nacional por la provincia de Buenos Aires o que encabece la lista de representantes ante el Parlamento del Mercosur, lo que sin duda le ha permitido mantenerse en todas las boletas electorales del país al igual que en las formulas presidenciales.

Ayer, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, declaró que esas propuestas “no tienen asidero”. La definición de ese punto tendrá consecuencias en todo el arco político: al peronismo le permitirá testear hasta donde llegará el compromiso de la Presidenta y la oposición sabrá cuál será el blanco al que tendrá que dirigir sus dardos, ya que el nombre de Cristina Kirchner impreso cambiará el centro de la propuesta oficialista.

LAS FORMULAS PRESIDENCIALES

Ninguno de los candidatos dijo aún quién será su acompañante en la fórmula como vicepresidente. En el caso de Daniel Scioli, ese nombre también será útil para medir el grado de independencia que permitirá Cristina Kirchner al gobernador bonaerense. Florencio Randazzo, el otro precandidato K, no tiene esos problemas: construyó su campaña en base a la cercanía con la Presidenta.

Por su parte Mauricio Macri, a pesar de haber anunciado hace pocos días que ya decidió quien le acompañará, ayer declaró que ese puesto aún no está determinado. ¿De dónde surgen esas dudas? En el PRO admiten que Macri cree que Gabriela Michetti podría sumarle votos en el caso de que elija una fórmula sin contaminaciones de otros partidos y que, por otro lado, el jefe de Gobierno porteño sigue escuchando a algunos de sus asesores que proponen ampliar su alianza. En el resto de los candidatos, el nombre del acompañante no genera tantos conflictos.

EL ROL DE SERGIO MASSA

¿Qué lugar ocupará el jefe del Frente Renovador, que hace menos de un año marchaba al frente de las encuestas y hoy aparece debilitado en esas mismas proyecciones? Massa viene reclamando desde hace semanas un lugar en la Primaria que, según se sabe hasta el momento, enfrentará a Macri con Ernesto Sanz y Elisa Carrió.

El jefe del PRO dijo que no aceptará la llegada de Massa a ese espacio, aunque en los últimos días en el Frente Renovador aseguraron que notaron un mejor clima en su relación con Macri.

En este sentido, el Gobierno mandó a varios emisarios a proponer un regreso de todos los renovadores, incluido Massa, quien dijo que no piensa volver al oficialismo. Sin embargo, varios hombres de su entorno ya le advirtieron que sí quieren regresar. Eso agudizó la ruptura en el Frente Renovador, que, según admiten fuentes del massismo, podría profundizarse esta semana con más salidas de intendentes.