Capriles llamó a convertir recolección del 20% en la “Gran Toma de Venezuela”

"Quienes queremos a esta sagrada tierra de Bolívar, no nos podemos permitir que el país se siga destruyendo. Esta situación es inaguantable. No hay bolsillo capaz de aguantar esto por mucho más tiempo. Los enchufados destruyeron nuestra economía"

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- El gobernador de Miranda, Henrique Capriles, publicó este domingo en su página web un artículo titulado “Claro que hay tiempo”, donde relata que en los recorridos por el país y por el estado que dirige, los pobladores le preguntan incesantemente si habrá revocatorio este año.

Capriles responde: “¡Claro que sí habrá Revocatorio! Porque así lo indica la Constitución, no hay razones jurídicas ni técnicas para que no haya, el tiempo del Revocatorio aún corre y ellos lo saben”.

El dirigente de Primero justicia también critica a las rectoras del CNE, quienes han dicho que en Venezuela “teníamos el mejor sistema electoral del mundo”, sin embargo, el proceso del referendo revocatorio se ha prolongado más allá de la norma legal y recuerda que en oportunidades anteriores, se han organizado eventos de ámbito nacional en menos de 40 días. El ejemplo más reciente es la elección presidencial de 2013, que se logró organizar en 37 días, luego del fallecimiento del presidente Chávez.

El artículo afirma que “tomando en cuenta precedentes técnicos de 2007, 2009 y 2013, y considerando que el CNE ya tiene adelantados algunos procesos importantes, como la selección de miembros de mesa y su notificación, si se cuenta con la colaboración técnica del organismo comicial, es perfectamente factible realizar el Revocatorio antes del 10 de enero de 2017”.

Capriles Radonski critica que los retrasos en esta oportunidad se deban a lo que considera la voluntad de “las señoras del CNE” o de Nicolás Maduro, y argumenta que el referendo es un derecho consagrado en la Constitución en su artículo 5, que dice que la soberanía radica en el pueblo y es el pueblo quien ejerce el poder para elegir sus autoridades o revocarlas.

Según Capriles, el siguiente paso es organizar a los ciudadanos para la fase del 20%, por lo que llamó a convertir los días de recolección en la “Gran Toma de Venezuela”. La motivación es acabar con la crisis económica y la escasez. “Quienes queremos a esta sagrada tierra de Bolívar, no nos podemos permitir que el país se siga destruyendo. Esta situación es inaguantable. No hay bolsillo capaz de aguantar esto por mucho más tiempo. Los enchufados destruyeron nuestra economía. La proyección que han hecho los especialistas para la inflación al cierre de este año es de 700% y el próximo año de 2000%”.

Para finalizar, Henrique Capriles sentencia: “Este régimen viola la Constitución todos los días y el reto es cambiar a este gobierno dentro de la Constitución“.

A continuación, el texto íntegro:

En uno de nuestros recorridos que hicimos esta semana por Miranda, nos conseguimos a Luisa, quien vive en Santa Teresa del Tuy. Ella me preguntaba con una sombra de duda en sus ojos, ¿flaco habrá revocatorio este año?
Esa incertidumbre que siente Luisa, es la que Maduro y su cúpula quieren sembrar en la mente de nuestro pueblo, porque saben que van para afuera y quieren generarle miedo y desesperanza a los venezolanos. Ese temor tenemos que vencerlo, porque ellos son la minoría del país, son sólo el 20% menos, y nosotros el 80%, pero somos esa mayoría si estamos unidos, unidos somos una fuerza indetenible.
Por eso le digo a Luisa y a todos los venezolanos: ¡Claro que sí habrá Revocatorio! Porque así lo indica la Constitución, no hay razones jurídicas ni técnicas para que no haya, el tiempo del Revocatorio aún corre y ellos lo saben.
La señora Lucena que se jactaba de que teníamos el mejor sistema electoral del mundo, que era un sistema blindado, y resulta que llevamos más de seis meses solicitando una consulta electoral, en ese mejor sistema electoral del mundo.
Cuando se ha requerido, el CNE ha organizado eventos de ámbito nacional en menos de 40 días. El ejemplo más reciente es la elección presidencial de 2013, que se logró organizar en 37 días, luego del fallecimiento del presidente Chávez.
Tomando en cuenta precedentes técnicos de 2007, 2009 y 2013, y considerando que el CNE ya tiene adelantados algunos procesos importantes, como la selección de miembros de mesa y su notificación, si se cuenta con la colaboración técnica del organismo comicial, es perfectamente factible realizar el Revocatorio antes del 10 de enero de 2017.
No hay ningún impedimento legal, ni técnico para que el Revocatorio se realice antes que finalice este año.
Sabemos que las señoras del CNE no quieren Revocatorio, pero no se trata de lo que ellas o Maduro quieran, se trata de lo que el pueblo quiera y nuestro pueblo quiere Revocatorio. Nuestra Constitución contempla en su artículo 5, que la soberanía radica en el pueblo y es el pueblo quien ejerce el poder para elegir sus autoridades o revocarlas. Con la fuerza de los votos revocaremos a este gobierno incapaz y corrupto.
No presten atención a las voces desesperadas del Gobierno que aseguran que no habrá Revocatorio, son los mismos que nos dijeron que el 6 de diciembre ganarían cómo sea, y todo el mundo sabe lo que pasó ese día: 112 diputados logró la Unidad. Se impuso la voluntad del pueblo, como también se impondrá la decisión de cambio a través del Revocatorio. Es una decisión tomada por el pueblo y la voluntad del pueblo es sagrada.
Lo que ahora toca, es organizar a nuestro pueblo para la fase del 20%, que es la etapa que precede a la consulta refrendaria. A partir de este momento, tenemos tres semanas para organizarnos y para decirle a Maduro y su cúpula que los venezolanos sí queremos futuro.
Por eso vamos a convertir los días de recolección del 20% en una Gran Toma de Venezuela, ¡demostremos que los venezolanos queremos cambio! Los días 26, 27 y 28 de octubre saldremos a la calle millones de venezolanos para poner nuestra huella en lo que será el prerevocatorio. Esos días no se puede quedar ningún venezolano sin manifestar su deseo de cambio. El Revocatorio no es un trofeo, le pertenece a los venezolanos y nadie lo puede secuestrar.
Que no quepa duda que unidos somos poderosos, y el gobierno lo sabe.
Debemos tener claro que el Referendo Revocatorio es para acabar con esta pesadilla que estamos viviendo, para acabar con la inflación, la escasez de alimentos y medicinas, las colas, la inseguridad.
Venezuela no ha tocado fondo. La crisis económica se agudiza cada día más. Cada día que pasan los enchufados en el Gobierno incrementa más la crisis.
La Canasta Alimentaria de agosto cerró cerca de 400.000 bolívares, en un mes aumentó 20.058,47 bolívares, en un año ha aumentado 658,4% (entre agosto de 2015 y agosto 2016).
Otra mentira de este modelo retrógrado que defiende el gobierno es el control de precios, que solo ha dado como resultado una distorsión aún peor del mercado económico nacional. La diferencia entre los precios controlados y los precios de mercado es de 3.399,2%.
Por lo menos 25 de los 58 rubros de primera necesidad desaparecieron de los anaqueles. Cada día las colas para comprar comida son más largas.
Quienes queremos a esta sagrada tierra de Bolívar, no nos podemos permitir que el país se siga destruyendo. Esta situación es inaguantable. No hay bolsillo capaz de aguantar esto por mucho más tiempo. Los enchufados destruyeron nuestra economía. La proyección que han hecho los especialistas para la inflación al cierre de este año es de 700% y el próximo año de 2000%. Para que esto cambie es el Revocatorio.
Maduro y su cúpula perdieron el contacto con la calle, perdieron la legitimidad social, es decir, el apoyo popular sobre la base del consenso. Cualquier régimen de poder, aunque no sea democrático, requiere para su sustentabilidad de ese apoyo popular.
La historia ha demostrado que con la sola amenaza de la represión de la protesta pacífica, con el encarcelamiento de disidentes, con uso de armas de fuego para disolver manifestaciones, con persecuciones y acoso a los dirigentes visibles de la Unidad, restricción y eliminación de la libertad de información, opinión y expresión, no hay manera que Maduro se siga sosteniendo en el poder.
Este régimen viola la Constitución todos los días y el reto es cambiar a este gobierno dentro de la Constitución. Nosotros sí creemos que los venezolanos unidos vamos a lograr el cambio que tanto queremos, para pasar de ser el país de las dificultades al país de las oportunidades.
Vamos con todo a recoger el 20%, que nadie nos robe la esperanza. ¡Qué Dios bendiga a nuestra Venezuela!