La actitud “inmoral” de Tibisay Lucena, según Carlos Vecchio

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – El coordinador político de Voluntad Popular (VP) Carlos Vecchio vía Twitter catalogó a la rectora del Consejo Nacional Electoral (CNE) Tibisay Lucena de “inmoral”, esto surge a raíz de las declaraciones y normas establecidas por la rectora para la continuación del Referendo Revocatorio, además, hizo énfasis en la exclusión de las seis mil firmas, que, según el coordinador fueron anuladas injustamente por orden del Presidente.

Por otra parte, aseguró que incluir una planilla de exclusión fue un método par intentar intimidar a los firmantes. Acotó que de igual forma se debió agregar una planilla de inclusión para las seiscientas mil firmas que fueron invalidadas. “Así como Tibisay dio una fase de exclusión, ¿por qué no dio una fase de inclusión? Especialmente de las 600 mil firmas anuladas?” expresó.

Asimismo rechazó las amenazas por parte de la rectora al asegurar que se suspendería el proceso de validación si ocurrían actos de violencia. El coordinador afirma que la violencia solo le conviene al Gobierno, “es inmoral que Tibisay amenace con suspender el proceso. La violencia le conviene al gobierno y no a nosotros que tenemos las firmas”, expresó.

“A Nicolás Maduro y a su peón, Tibisay les digo: No subestimen al pueblo. Les recuerdo la frase de nuestro Himno: Gloria al Bravo Pueblo” remató el coordinador.

POSTURA DE VECCHIO SOBRE DISCUSIÓN DE LA CARTA DEMOCRÁTICA

Reseñó una nota de prensa.

Carlos Vecchio se pronunció ante la sesión que se realizará el 23 de junio para discutir finalmente la situación de Venezuela y la aplicación de la carta democrática.

El dirigente de Voluntad Popular aseguró que es el momento preciso para discutir la realidad que afronta Venezuela sobre la crisis política, económica, la violación de los derechos y sobre todo, las persecuciones políticas. Manifestó que “la OEA será lo que sus miembros quieren que sea y la crisis venezolana coloca a este organismo nuevamente a prueba sobre su vigencia. Su secretario general, Luis Almagro, ha entendido el desafío. Ahora los países miembros tienen la última palabra. Es hora de que la OEA defienda a los pueblos de América y no a sus gobiernos. Solo así estará del lado correcto de la historia y justificará su vigencia en el siglo XXI”.

De igual forma resaltó que la oposición venezolana siempre ha estado de acuerdo con un diálogo siempre y cuando este sea efectivo y provechoso para el país. “Hemos dicho que ese diálogo debe conducir a un revocatorio, a la liberación de los presos políticos y resolución de la crisis humanitaria. Ese es el enfoque con que la OEA debe abordar la solución a la crisis venezolana”, señaló.