César Farías guió a The Strongest para ser campeón del fútbol boliviano

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(La Paz, Bolivia, AFP) The Strongest se coronó este sábado campeón del torneo Apertura-2016 del fútbol boliviano, en una infartante definición, al vencer 2-1 a su clásico rival Bolívar, en partido disputado a estadio lleno en el Hernando Siles de La Paz.

Los atigrados sumaron su décima primera estrella en su palmarés, desde la creación del fútbol profesional en el país.

Abrió el marcador el argentino Fabricio Pedrozo a los 31 minutos, aprovechando una falencia defensiva en la zaga celeste, y la estocada final estuvo a cargo del paraguayo naturalizado Pablo Escobar a los 73 minutos. El español Juan Miguel Callejón descontó a los 88 minutos, dándole más suspenso al encuentro.

El flamante campeón se adjudicó también la primera plaza de Bolivia para la versión 2018 de la Copa Libertadores de América, un regalo navideño que la parcialidad gualdinegra celebra en las principales calles de la urbe paceña.

“Desde que llegué (a The Strongesto) me sentí muy a gusto y hoy pasamos a pertenecer a la historia de este club y a estar marcado con sus colores”, afirmó el técnico venezolano, César Farías, tras lograr su primer título desde su incursión en el fútbol boliviano, hace ocho meses.

El estratega logró una envidiable campaña con el plantel aurinegro: 21 partidos invicto, la defensa menos batida y el segundo plantel más goledor del torneo.

The Strongest tiene raza, a los jugadores se les exigió y ellos respondieron. Tienen todo el mérito sobre el campeonato. El talento les llevó a la puerta del campeonato y su carácter los hizo dar la vuelta olimpica”, dijo a la prensa el experimentado técnico, que recordó que su hazaña previa también la tuvo con otro equipo aurinegro, el Táchira de Venezuela.

Farías reveló su estrategia de triunfo: “cuando vi el planteamiento del rival, que iba a defender más que atacar, que salió a golpear más que jugar, sabía que en el momento en que pasara el nerviosismo, del fragor de lo que es un clásico y una final, The Strongest iba a crecer en el fútbol e iba a imponer su sello”.