CFK: Gobierno de Macri es un “Estado policial” que busca “vigilar y controlar”

"No solo van a saber todo lo que hacés. Te van a vigilar y controlar. Estado policial", escribió la ex mandataria en una serie de mensajes en la red social Twitter.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Buenos Aires, Argentina. dpa) – La ex presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner denunció hoy que el Gobierno de Mauricio Macri es un “Estado policial” que busca “vigilar y controlar” a los ciudadanos usando datos privados, en medio de las críticas de diferentes sectores que recibió el Poder Ejecutivo.

“No solo van a saber todo lo que hacés. Te van a vigilar y controlar. Estado policial”, escribió la ex mandataria en una serie de mensajes en la red social Twitter.

La ex presidenta se sumó a la polémica que causó la reciente decisión del Gobierno de transferir la base de datos de la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses) a la secretaría de Comunicación Pública.

De esta manera, el organismo de comunicación del Gobierno pasaría a contar con nombres y apellidos, domicilios, teléfonos y correo electrónico de los registrados en la seguridad social.

“Con datos de Anses y un buen software se puede elaborar una plataforma de metadatos que permitan conocer tus costumbres, tus gustos, contactos, inclinaciones, actividades, etc”, dijo la ex presidenta (2007-2015).

Fernández de Kirchner alertó también sobre la utilización de los datos para hacer campaña política y llamó a los legisladores a “mirar con mucha atención” los cambios en el funcionamiento de los organismos de seguridad e inteligencia y el proyecto oficial de Reforma Electoral.

PRESENTAN AMPARO DE NULIDAD

En tanto, diputados del opositor Frente para la Victoria (FpV, kirchnerista) presentaron un amparo en la Justicia para declarar nula la reciente resolución del Gobierno de Macri para transferir los datos del Anses.

A su vez, denunciaron penalmente al jefe de Gabinete, Marcos Peña, por firmar la resolución que habilita la transferencia de los datos de la Anses, ​y también al titular de la administración de la seguridad social, Emilio Basavilbaso.

Previamente, una abogada particular había presentado un amparo para pedir “proteger sus datos personales”. Por su parte, los referentes del Frente de Izquierda analizaban presentarse ante la Justicia ya que “indudablemente es el principio de desarrollo de un régimen de vigilancia del Estado”, indicaron a la agencia de noticias DyN.

Desde otro sector opositor, el diputado Felipe Solá (Frente Renovador) alertó en un comunicado que “hay una inteligencia oscura” detrás de la transferencia de los datos de la Anses.

“Parece un poco ingenuo que el Gobierno piense que no se van a dar cuenta del verdadero sentido de contar con esta base de datos”, sostuvo, rechazando la versión del Gobierno, que indicó que utilizará esa información para comunicación oficial.

En la misma línea, la jefa del bloque por el Frente Renovador en la Cámara baja, Graciela Camaño, dijo se trata de “una medida que es violatoria de la ley de protección de datos”.

La diputada Alicia Ciciliani (Partido Socialista) presentó un proyecto de ley para derogar la resolución del Gobierno y dijo que los datos personales “no pueden ser utilizados para un fin distinto al que motivara su obtención”.

La Resolución 166 que se publicó el lunes en el Boletín Oficial argumentó la decisión de transferir los datos de la Anses a la Secretaría de Comunicación Pública al señalar que “debe mantener informada a la población a través de diversas modalidades”.

Entre las formas de comunicación, señaló que se incluyen “desde las redes sociales y otros medios de comunicación electrónicos, hasta el llamado telefónico o la conversación persona a persona, de forma de lograr con los ciudadanos un contacto individual e instantáneo”.