Chile no tiene “obligación de negociar” salida al mar con Bolivia

Bachelet indicó que a soberanía en su país no está en juego de ninguna manera

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Santiago de Chile, Chile. Dpa)- La presidenta chilena, Michelle Bachelet, afirmó hoy que “no existe ninguna obligación de negociar” una salida soberana al mar con Bolivia, como lo indicó La Paz en su demanda interpuesta ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya.

Bachelet recibió hoy de manos del canciller Heraldo Muñoz y del agente especial José Miguel Insulza el texto de la contramemoria que entregará Chile en los próximos días en La Haya, antes que se cumpla el plazo del 25 de julio.

La soberanía en nuestro país no está en juego de ninguna manera y en esta fase vamos a demostrar, más allá de toda duda, que no existe ninguna obligación de negociar”, indicó la presidenta en declaraciones en el Palacio de la Moneda.

Asimismo aseguró que el texto de la contramemoria “contiene sólidos fundamentos jurídicos e históricos” y agregó que se trata de un trabajo de “altísima calidad, coordinado, hecho por expertos, juristas nacionales e internacionales”.

“Hemos enfrentado este desafío a través de una política de Estado invariable en nuestro país”, agregó.

PUEDE EXISTIR UNA NEGOCIACIÓN

El documento está en fase de impresión y en los próximos días Muñoz e Insulza viajarán a La Haya para hacer entrega del mismo. Tendrá carácter de reservado hasta que empiecen los alegatos del caso.

Bolivia planteó en abril de 2013 un juicio contra Chile en la CIJ para que este tribunal declare que hay una obligación de negociar “de buena fe” una salida al mar sobre la base de propuestas presentadas a lo largo de la historia bilateral.

Chile y Bolivia están enfrentados, además, por otra demanda interpuesta por el Gobierno de Bachelet, que pidió a la CIJ que defina que las aguas del Silala corresponden a un río de curso internacional y no a un manantial, como argumenta Bolivia.

Ambos países no tienen relaciones diplomáticas desde el fracaso de las negociaciones bilaterales tras el abrazo de Charaña que protagonizaron en 1976 los ex dictadores Augusto Pinochet y Hugo Banzer, de Chile y Bolivia respectivamente.

Tras la entrega de la contramemoria chilena, Bolivia podrá presentar una réplica, según el procedimiento que defina la Corte de La Haya.

Bolivia perdió su salida al mar tras una guerra librada a fines del siglo XIX en la que también participó Perú.