Chile rechaza acusación por “intromisión” en caso de Leopoldo

Chile desde que su pueblo derrotara a la dictadura, ha recibido pronunciamientos tanto de Gobiernos extranjeros como de órganos de tratados sobre la situación de los derechos humanos en nuestro país y jamás los ha considerado una injerencia en asuntos internos".

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Santiago de Chile. EFE) – Chile rechazó la acusación venezolana por “intromisión” en el caso del opositor Leopoldo López que el pasado jueves fue condenado a casi 14 años de prisión por delitos de instigación pública, entre otros, y abogó por encontrar caminos de convergencia y solución.

Lea también: Venezuela rechaza “injerencia” de Chile por la condena de Leopoldo

En un comunicado difundido esta noche, el Ministerio de Relaciones Exteriores señaló que “Chile, soberanamente, reafirma que bajo ningún concepto puede considerarse como una intervención en los asuntos internos una expresión respetuosa sobre los derechos humanos y garantías fundamentales en otro país”.

“Universalmente se reconoce y valora como una conquista de la humanidad la protección de las libertades básicas como un deber de todos y cada uno de los miembros de la Comunidad Internacional”, añadió.

El Gobierno venezolano acusó al de Chile de haber hecho “juicios de carácter injerencista” en un comunicado alusivo al proceso contra el opositor Leopoldo López y le instó a evitar “inmiscuirse en los asuntos internos” de Venezuela.

La Cancillería del país austral afirmó que “Chile, desde que su pueblo derrotara a la dictadura, ha recibido pronunciamientos tanto de Gobiernos extranjeros como de órganos de tratados sobre la situación de los derechos humanos en nuestro país y jamás los ha considerado una injerencia en asuntos internos”.

“Así, planteamientos constructivos de fuentes externas relativos a desafíos en el ejercicio de ciertos derechos políticos, económicos y sociales son bienvenidos, puesto que nos han servido para que en un clima de tolerancia, de respeto cívico y de diálogo, Chile pueda encontrar caminos de convergencia y solución, en consonancia con los estándares y prácticas del derecho internacional”, subrayó.

Finalmente, el Ministerio de Relaciones Exteriores expresó que “las históricas relaciones de amistad y cooperación entre Chile y Venezuela debieran conducir a ambos países a preservar un marco de sujeción a las normas internacionales y respeto mutuo”.

La Cancillería venezolana destacó que “resulta necesario recordarle” a Chile “que la no intervención en los asuntos internos de otro Estado es un principio fundamental consagrado en el Derecho Internacional”, por lo que “cualquier pronunciamiento que vulnera su esencia en nada contribuye a la construcción y perfeccionamiento de relaciones bilaterales de respeto mutuo”.

Así reacciono el Gobierno venezolano a un comunicado emitido por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile este sábado en el que aseguró que ha seguido “con atención” el proceso contra López, quien el jueves pasado fue condenado a 13 años y 9 meses de prisión por haber sido hallado culpable de incitar a la violencia durante una marcha antigubernamental en febrero de 2014.

Esa marcha fue el inicio de una oleada de manifestaciones antigubernamentales que en el primer semestre del año pasado dejó un saldo de 43 muertos, entre activistas afines y opositores al Gobierno, miembros de los cuerpos de seguridad y transeúntes.

Reconocemos y respetamos las facultades que tienen los tribunales de justicia de un Estado soberano, pero a la vez esperamos se observen las garantías judiciales de un debido proceso y la eficacia de los recursos disponibles para que los afectados puedan reclamar una sentencia de primera instancia

Al respecto, la Cancillería de Venezuela destacó que para el país caribeño “es norma fundamental abstenerse de pronunciarse sobre los asuntos domésticos de cualquier Estado soberano” y por lo mismo no comentará situaciones chilenas a las que, sin embargo, aludió.

“Venezuela jamás ha emitido ni emitirá opiniones sobre estos graves asuntos que vive Chile”, dijo y enumeró algunas de ellas.

“Tratamiento judicial y las denuncias sobre violación sistemática de los derechos humanos contra el pueblo mapuche” o “impunidad de los autores de crímenes de lesa humanidad cometidos durante la dictadura” de Augusto Pinochet (1973-1990).

La Cancillería venezolana remata su comunicado con un “nuevo llamado” a su similar de Chile “para que, en el ánimo de mantener relaciones de respeto mutuo, evite inmiscuirse en los asuntos internos”, ya sea “por acción directa o por influencia de potencias externas”.