Normalidad tras el cierre

La decisión la comunicó el presidente Nicolás Maduro en la noche del miércoles a través del programa de televisión de Diosdado Cabello.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. AFP).- La frontera colombo-venezolana permanecía militarizada y en calma el jueves, luego del cierre por 72 horas que anunció el presidente Nicolás Maduro la noche del miércoles tras una “emboscada militar” que dejó heridos a tres militares y un civil, constató un periodista de la AFP.

El acceso principal por el puente internacional Simón Bolívar, cercano al pueblo de San Antonio, así como los puentes Unión de Boca de Grita y Francisco Paula Santander de Ureña, todos en el estado Táchira (oeste), permanecen bloqueados con alambres de púas y presencia militar.

Tanto en el lado venezolano como el colombiano del puente, decenas de personas permanecían sin poder cruzar la frontera a pie, mientras que el tráfico vehicular era prácticamente inexistente.

El jefe militar de la Región Andina (venezolana), Efraín Velasco, informó este jueves que miembros de la Guardia Nacional y el ejército efectuarán labores de seguridad en la zona fronteriza, tras el ataque durante un operativo anticontrabando.

“Vamos a hacer una revisión exhaustiva casa por casa, depósito por depósito, sector por sector, en San Antonio del Táchira y en Ureña (…) donde sabemos que se encuentra la presencia de grupos generadores de violencia, grupos paramilitares, que están atentando contra la seguridad y la defensa de nuestra nación”, dijo Velasco a la televisora gubernamental VTV.

Categoría: Venezuela | Claves: Frontera con Colombia Táchira