Unasur se reunirá el jueves en Quito por la tensión binacional

El próximo lunes, también a pedido del gobierno de Juan Manuel Santos, la Organización de Estados Americanos (OEA) discutirá durante una reunión extraordinaria en Washington el diferendo con Venezuela, que cerró un sector de la frontera y ha expulsado a miles de colombianos en los últimos días.

Unasur se reunirá el jueves en Quito por la tensión binacionalEdificio sede de la Unasur. Crédito: Sebastián Crespo / Archivo
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela).- La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) analizará la crisis diplomática entre Colombia y Venezuela en una reunión extraordinaria de cancilleres el próximo jueves en Quito, sede del organismo regional, anunció este viernes la canciller colombiana María Ángela Holguín.

“Ya quedó confirmada la reunión de Unasur el 3 de septiembre en Quito”, dijo la ministra en rueda de prensa.

Lea también: Colombia convoca reunión extraordinaria de la Unasur

Más temprano, Holguín había indicado que esa cita, solicitada por Bogotá el jueves en el marco de la tensión fronteriza entre ambos países, podría tener lugar recién el martes 8 de septiembre.

El próximo lunes, también a pedido del gobierno de Juan Manuel Santos, la Organización de Estados Americanos (OEA) discutirá durante una reunión extraordinaria en Washington el diferendo con Venezuela, que cerró un sector de la frontera y ha expulsado a miles de colombianos en los últimos días.

El canciller uruguayo Rodolfo Nin Novoa, cuyo país tiene la presidencia temporal de Unasur, había asegurado el viernes que veía difícil que los cancilleres del bloque puedan reunirse a la brevedad para tratar la crisis en la frontera colombo-venezolana.

“La agenda de los cancilleres (de los países de Unasur) está muy compleja en este momento”, comentó el ministro de Exteriores a la emisora local Blu Radio. Agregó que la canciller venezolana Delcy Rodríguez, por ejemplo, le advirtió que tenía previsto viajar a Asia.

El presidente Nicolás Maduro ordenó la semana pasada el cierre de la frontera entre los dos países luego de que presuntos contrabandistas colombianos hirieron a tres militares de la guardia venezolana. El mandatario declaró además el estado de emergencia en seis ciudades occidentales y deportó a por lo menos 1.100 migrantes colombianos.

El jueves ambos países llamaron a sus embajadores a consultas tras escalar la disputa fronteriza, reseñó la agencia de noticias AP.

“Nos parece que estos problemas que tienen (como) origen un trasfondo económico, porque es una cuestión de comercio fronterizo… no se pueden arreglar con medidas de deportaciones”, enfatizó Nin Novoa.

¿QUÉ PASA CON UNASUR?

Ya el martes pasado Unasur había tomado una posición. Su secretario Ernesto Samper había señalado que el organismo no podía “mediar” en la crisis si no había petición de los dos países involucrados.

Lea también: Samper: Unasur no puede mediar entre Colombia y Venezuela

Unasur fue una bandera alzada por el fallecido presidente Hugo Chávez como medida alterna a la Organización de Estados Americanos (OEA) y uno de sus miembros fundadores además -obviamente- de Venezuela, fue Colombia.

Ernesto Samper, un hombre antinorteamericano y al que el chavismo no parece desagradarle, es un colombiano que desde 2014 lleva la batuta del grupo latinoamericano. Hoy el exmandatario está en el medio de una fuerte corriente, que por su nacionalidad se pudo haber pensado que apoyaría a sus connacionales expulsados de Venezuela pero la realidad fue otra.

El viernes 21 cuando Maduro anunció el estado de excepción en municipios fronterizos del Táchira, Samper respondió: “Hace un año denunciamos el peligro de la intromisión de paramilitares colombianos en Venezuela; hoy se confirma que es una realidad”.

Dicho comentario levantó una ola de críticas, empezando por el expresidente de Colombia y exsecretario general de la OEA, César Gaviria, quien de una vez pidió a Juan Manuel Santos retirar a su país de Unasur.

Lea también: César Gaviria pidió salida de Colombia de la Unasur

En el Congreso de la República también se escucharon cuestionamientos, el presidente del Partido Conservador, el representante David Barguil, lo fustigó. “Si está más cómodo defendiendo a Venezuela debería pedir la nacionalidad venezolana (…) son una verdadera vergüenza las declaraciones del expresidente Ernesto Samper”.

Por su parte, el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, consideró que su compatriota debió tener una posición equilibrada. “Entiendo la posición de la opinión pública colombiana frente a la postura de Unasur en relación a esta crisis que ha debido ser más equilibrada”.

LA CONTRADICCIÓN DE SAMPER

Samper declaró hoy “compartir” la petición del Gobierno de su país de convocar una reunión de cancilleres del ente regional para abordar la crisis fronteriza con Venezuela.

“Comparto totalmente la petición del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos. Creo que la crisis ha escalado a unos niveles que requiere una intervención mayor”, dijo a Efe Samper, de visita en Santiago de Chile.

“Creo que (la reunión) sería una buena ocasión para crear nuevas reglas de juego que permitan manejar las dificultades que están afrontando Colombia y Venezuela”, sostuvo.