Colombia ve ahora más difícil un encuentro entre Santos y Maduro

"Con declaraciones y decisiones como las que anoche tomó el presidente Maduro, que ofenden la dignidad del pueblo colombiano, se dificulta ese diálogo y pareciera no existir un real interés del Gobierno venezolano en solucionar la crisis", dijo a periodistas el ministro del Interior de Colombia, Juan Fernando Cristo.

Colombia ve ahora más difícil un encuentro entre Santos y MaduroMaduro dijo que él es el único que puede poner condiciones porque su país es el agredido. Crédito: Prensa Presidencial / Archivo
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Bogotá, Colombia. Reuters) – La decisión de Venezuela de extender el cierre parcial de su frontera con Colombia dificulta la posibilidad de un encuentro entre los presidentes de los dos países para buscar una solución a la crisis diplomática y humanitaria, dijo el martes un alto funcionario del Gobierno de Bogotá.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, extendió el lunes el cierre parcial de la frontera con Colombia al paso de Paraguachón, en el estado Zulia, y ordenó la movilización de 3.000 efectivos militares más a la zona para combatir el contrabando y a grupos paramilitares.

“PARECIERA NO EXISTIR UN REAL INTERÉS DEL GOBIERNO VENEZOLANO”

“Con declaraciones y decisiones como las que anoche tomó el presidente Maduro, que ofenden la dignidad del pueblo colombiano, se dificulta ese diálogo y pareciera no existir un real interés del Gobierno venezolano en solucionar la crisis”, dijo a periodistas el ministro del Interior de Colombia, Juan Fernando Cristo.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, anunció el lunes que estaba dispuesto a reunirse con Maduro para buscar una solución a la crisis con la facilitación de Uruguay, pero con condiciones.

En tanto, Maduro dijo que él es el único que puede poner condiciones porque su país es el agredido.

“Francamente hay que rechazar ese lenguaje y esos términos”, sostuvo Cristo.

14.000 COLOMBIANOS HAN REGRESADO A SU PAÍS

Maduro ya había ordenado cierre de una parte de la frontera común por el estado de Táchira, hace casi tres semanas, después de un enfrentamiento de contrabandistas con militares.

El mandatario socialista justificó su decisión y un estado de excepción en la necesidad de combatir el contrabando y el paramilitarismo en la porosa frontera de 2.219 kilómetros.

Desde que comenzó el cierre de la frontera, casi 14.000 colombianos regresaron a su país, incluidos 1.443 deportados por Venezuela, lo que desató una crisis diplomática y humanitaria.