Comedores universitarios ya no tienen capacidad de alimentar a estudiantes 

Exigen al ministerio reestructurar costos de las bandejas de alimentos y garantizar insumos y recursos

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Los comedores universitarios hace tiempo dejaron de ser una opción para alimentar al sector. ¿La razón? El déficit presupuestario que enfrentan las principales universidades autónomas del país, según un artículo publicado por el diario El Nacional.

En lo que va de 2016 el comedor de la Universidad Central de Venezuela (UCV) estuvo activo solo 12 días, en los que gastó 32 millones de bolívares.

Mientras tanto, en la Universidad Simón Bolívar (USB), sede Sartanejas,  este lunes reanudaron las labores de uno de los dos comedores, pero solo están ofreciendo almuerzos, debido a la deuda que mantiene el ministerio con el concesionario que maneja el lugar.

Trabas

Armando Guerrero, director del comedor de la UCV, explicó que conseguir proveedores fue un primer obstáculo para el funcionamiento del servicio, debido a las trabas burocráticas que comprende la Ley de Contrataciones Públicas.

Aurimer Meza, directora de la Organización de Bienestar Estudiantil, precisó que en 2013 tenían hasta 15 proveedores, y este año consiguieron dos.

Luego vino el retraso en los pagos mensuales que otorga el Ministerio de Educación Universitaria, que llegaron hasta el mes de marzo.

El dinero disponible, a la fecha, cubre dos días de comida para los más de 5.700 estudiantes que usan el comedor, calculando que el ministerio cumpla con suministrar carne o pollo, compromiso que asumió hace 3 meses.

Yulent Bravo, directora de Servicios de la USB, explicó que el ministerio debe reestructurar la estructura de costos. Sus cuentas indican que si el ente garantiza las proteínas cárnicas el plato cuesta 563 bolívares y no 350 bolívares como dicen sus autoridades. Agregó que los suministros que les envían no alcanzan para el mes.

“Mafias y especulación”

El viernes pasado, en una reunión con el ministro de Alimentación y representantes de la comunidad universitaria, aseguró que en los últimos 3 meses se han distribuido casi 200.000 kilos de carne a las instituciones de educación superior, y que ahora comenzará una nueva fase para darles los carbohidratos.

Arreaza aseguró que es necesario zafarse de “mafias de concesionarios y proveedores especuladores” y que las casas de estudios comiencen a producir para cambiar los patrones de consumo. También planteó la posibilidad de incorporar a las madres procesadoras de alimentos a los comedores universitarios.

Para leer el artículo completo, haga click aquí.