Con 101 años cruzó la frontera

- Cuervo se la pasó de finca en finca en el estado de Barinas, donde se desempeñó como mayordomo.

- Ahora reside en el Hogar Nazaret que administran las hermanas de la caridad Madre Teresa de Calcuta, en el barrio Torcoroma.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: La Opinión.

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – A sus 101 años de edad y luego de tener más de 20 que no cruzaba la frontera hacia Colombia, hace ocho días Francinet Cuervo Echeverri lo hizo, luego de presentarse voluntariamente a inmigración del vecino país.

“Me presenté por el respeto que tengo con Venezuela, por tantos años que me acogió, y aquí estoy en mi querida Colombia”, dijo a La Opinión.

Cuervo, quien nació en La Cumbre (Valle), se mantiene lúcido y camina sin ayuda. Aún recuerda que a principios de la década del 70 era el escolta personal del general Gustavo Rojas Pinilla. Había llegado hasta el rango de sargento viceprimero en el Batallón Pichincha, en el Valle del Cauca.

Reseña el diario colombiano que en Venezuela, Cuervo se la pasó de finca en finca en el estado de Barinas, donde se desempeñó como mayordomo.

Dice estar muy agradecido por el trato que le dieron sus patronos en Venezuela: “Tanto que no me preocupé venirme sin que me dieran mi paga por los servicios prestados. “Él (el patrón) se me acercó y me dijo que no me preocupara, que él me buscaba para traerme los reales”.

A su regreso a Colombia fue conducido a un hotel de Cúcuta, donde se albergó por espacio de ocho días. Ayer, funcionarios de la alcaldía de Villa del Rosario lo condujeron al que será su nuevo hogar: el Hogar Nazaret que administran las hermanas de la caridad Madre Teresa de Calcuta, en el barrio Torcoroma.

Es padre de un hijo, del que dijo no conocer su paradero. “Puede estar en Cali, pero no sé de él”. Ahora, pasará el resto de sus días en el Hogar Nazareth, en su Colombia natal.