Tareck El Aissami augura “violencia” opositora tras las parlamentarias

"La oposición tiene conflictos internos, no digo que todos, pero una gran mayoría están dispuestos a desconocer los resultados de las parlamentarias. Se está preparando hechos de violencia como las guarimbas”

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela.- Redacción Sumarium).- Como un fuerte ataque contra el gobierno de Venezuela, calificó el gobernador del estado Aragua, Tareck El Aissami, a las denuncias formuladas contra él y contra el presidente del Parlamento venezolano, Diosdado Cabello Rondón.

El Aissami explicó que dichas denuncias que vinculan a los dos miembros del PSUV, partido de Gobierno , con el tráfico de drogas es simplemente una tarea más para promover una crisis y erosionar al gobierno de Nicolás Maduro.

“Se han hecho acusaciones graves en nuestra contra, desde emporios mediáticos internacionales como The Washintong Post, pero sin presentar ninguna prueba”, señaló El Aissami durante entrevista ofrecida a un medio de comunicación privado, donde además dijo que mientras estuvo al frente del ministerio de Interior y Justicia, dieron la guerra a los narcotraficantes logrando la detención de varios de ellos e incluso su deportación a los Estados Unidos.

LA OPOSICIÓN SE QUIERE IMPONER

Según el diario Últimas Noticias, el gobernador aseguró que hay sectores del país que han manifestado que desconocerán los resultados electorales. “La oposición tiene conflictos internos, no digo que todos, pero una gran mayoría están dispuestos a desconocer los resultados de las parlamentarias. Se está preparando hechos de violencia como las guarimbas”, precisó.

Agregó además que hay un sector de la oposición “antidemocrático, fascista que tiene el poder económico y se quiere imponer por la vía de la fuerza, por vía de la embajada de Estados Unidos, a este sector que quiere construir una vía democrática alternativa”

Por esta razón, El Aissami pidió al pueblo confianza en el primer mandatario nacional ya que a su juicio, está buscando soluciones que le permitan normalizar la crisis que se ha producido por la baja de los precios del petróleo.