Conindustria: producción de alimentos disminuyó a un 30% de su capacidad

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- La producción de rubros como la carne, harina, azúcar, arroz y pasta, opera cada vez a menores niveles y esto se debe, según representantes de las principales federaciones de agricultura y ganadería, a la falta de divisas, estrictos controles en la regulación de los precios y las dificultades para obtener materia prima.

Carlos Larrazabal, presidente de Fedecámaras, informó que entre los meses abril y julio la siembra de maíz, uno de los productos con mayor demanda por el alto consumo en el territorio nacional, cubrió solo un 30% del área cultivable, reseñó Panorama.

“Esto debido a que el Gobierno maneja el monopolio de la entrega de semillas, fertilizantes y agroquímicos por la expropiación de Agroisleña que ahora se llama Agrofanb”, señaló Larrazabal.

En cuanto al arroz, el presidente de Fedeagro, Aquiles Hopkins, expresó que de 150 mil hectáreas solo se usaron 60 mil para la siembra.

El azúcar, por su parte, tuvo una producción de 3 millones y medio de toneladas de caña de azúcar molidas, con lo que se obtuvieron 270 mil toneladas del producto, cifra que cubre solo el 30% de la demanda nacional, informó vía telefónica el presidente de la Federación de Asociaciones de Cañicultores de Venezuela, Jose Álvarez. A su vez, agregó solo les fue otorgado el 20% de los fertilizantes requeridos.

“El primer problema para los cañicultores es la regulación de los precios. Existe un desfase entre el precio de producción y el que tiene en el mercado. La azúcar debería estar en Bs. 10.500 de venta al público pero está en Bs. 460. Esto se debería discutir”, sostuvo.

Por su parte, el presidente de Fetraharina, José Crespo, manifestó que actualmente la planta de pasta Cargill en Catia La Mar se encuentra paralizada, la misma abastece el 30% del mercado venezolano con pasta milani, florentina y ronco a precio regulado.

Afirmó que 15 molinos de trigo distribuidas por el país trabajan con intermitencia y a media máquina, motivado a la baja suminitración de materia prima por parte del Gobierno.

“El Gobierno prefiere comprar pasta de México, Italia, México, a precios exorbitantes, cuando aquí puede salir en menor precio”, criticó.

La misma problemática afecta también a la industria cárnica. Armado Chacín, presidente de Fagalago y directivo de Fedenaga, declaró que tienen “problemas para obtener dólares y comprar los insumos que necesitamos para el ganado, por eso nos toca recurrir al dólar paralelo”.

Los índices de disminución general en la industria alimenticia fue reflejada en una encuesta realizada por Coyuntura Económica, de Conindustria, la cual reflejó que en el primer trimestre del 2017 el 100% de las empresas redujo su producción a un 32,4% de la capacidad total.

En este contexto, el Ejecutivo responsabiliza el desabastecimiento de alimentos al contrabando y el acaparamiento.