Conseturismo hace llamado de urgencia ante la situación del transporte aéreo

“Las empresas de aviación comercial vienen perdiendo capacidad de respuesta ante la situación y alegan que las principales razones son: demora en obtención de divisas para adquirir equipos, (fallas de) repuestos y pagos a proveedores en el exterior, pocos tripulantes disponibles, demora de hasta 6 meses en otorgamiento de permisos y certificaciones, etcétera”, consideró el presidente de Conseturismo, José Yapur.

Conseturismo hace llamado de urgencia ante la situación del transporte aéreoDestinos turísticos venezolanos tan importantes como Margarita, Carúpano, Canaima, Coro, Los Roques y Mérida están muy afectados por la poca disponibilidad en el sistema aéreo nacional. Crédito: Fernando Llano / AP Photo / Archivo
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – El sector turístico venezolano está preocupado ante el inicio de la temporada de vacaciones escolares, pues el sistema de transporte aéreo del país, especialmente el interno, “arroja señales importantes de alerta” que afectan a la población.

Deben buscarse fórmulas que fortalezcan el servicio aéreo en el país y permitan avanzar hacia un servicio de calidad y mucho más competitivo en la región

El presidente del Consejo Superior de Turismo (Conseturismo), José Yapur, afirmó que cada vez son más numerosos los reclamos por demora en las salidas de los aviones, suspensiones de vuelos y de rutas, además de maltrato de equipajes.

“Las empresas de aviación comercial vienen perdiendo capacidad de respuesta ante la situación y alegan que las principales razones son: demora en obtención de divisas para adquirir equipos, (fallas de) repuestos y pagos a proveedores en el exterior, pocos tripulantes disponibles, demora de hasta 6 meses en otorgamiento de permisos y certificaciones, etcétera”, consideró.

Aseguró Yapur que destinos turísticos venezolanos tan importantes como Margarita, Carúpano, Canaima, Coro, Los Roques y Mérida están muy afectados por la poca disponibilidad en el sistema aéreo nacional.

En los últimos 16 meses, se han cerrado algunas de estas aeroplazas y se han reducido en casi 30% las frecuencias de vuelo a esas ciudades, indicó el empresario, afectando de manera significativa la actividad turística y comercial en estas regiones.

Además, agregó que muchos de los aeropuertos nacionales están parcial o completamente cerrados y citó como ejemplos los aeropuertos de Carúpano, Coro, Ciudad Bolívar, San Antonio y Mérida.

Por otra parte, en cuanto a los aeropuertos nacionales que se mantienen operativos, Yapur apuntó que los usuarios se quejan del estado en que se encuentran los baños y los aires acondicionados, la falta de sillas en los salones de espera, correas de entrega de equipaje que no funcionan, insuficientes servicios de taxis y la baja calidad de los expendios de alimentos. Adicionalmente, las aerolíneas reclaman mayor espacio para mostradores, oficinas de atención y manejo de equipajes.

Conseturismo reiteró que urge un acuerdo entre las empresas de aviación comercial, tanto públicas como privadas, y el Estado venezolano.

“Deben buscarse fórmulas que fortalezcan el servicio aéreo en el país y permitan avanzar hacia un servicio de calidad y mucho más competitivo en la región”, afirmó Yapur.

También consideró que ya el Estado debe haber notado que no son sanciones, ni multas, lo que logrará recuperar a las aerolíneas nacionales, por lo que se requiere de una planificación en conjunto que estimule a las empresas a invertir en equipos nuevos y modernos, que sincere las tarifas, que adecúe las instalaciones aeroportuarias a la exigencias de usuarios y concesionarios, que capacite y certifique a los trabajadores del sector y que otorgue los permisos de vuelos con tiempo para que las empresas puedan realizar sus promociones con la antelación necesaria, entre otras necesidades.

De no tomarse en cuenta esta situación y no tomarse acciones para corregirla, Conseturismo aseveró que continuará el deterioro en la actividad área del país, afectando no solo el turismo en Venezuela sino todo el sistema nacional de transporte, ya que ante la realidad venezolana, el transporte aéreo ha pasado de ser una opción para convertirse en una necesidad.