El diálogo debe ser para detener el “hambre” y no para estabilizar la “dictadura”

La coordinadora de movimiento político Vente Venezuela reclamó "una reacción inmediata de la comunidad internacional" ante la situación en Venezuela.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela – Redacción Sumarium) – La ex diputada de la Asamblea Nacional María Corina Machado denunció los últimos hechos en Venezuela como el “horror de la barbarie“, que busca confundir al mundo e impedir la carta democrática.

Esta semana se reúne la OEA para discutir sobre la democracia en Venezuela, a lo cual María Corina pidió asumir la “crisis humanitaria” del país y evitar otros casos “explosivos”, así demostrar “que tienen vigencia los valores que la vieron nacer”.

La coordinadora de Vente Venezuela rechazó la falsa pretensión del diálogo del poder ejecutivo y aclaró que “Los acuerdos indispensables en las próximas horas tienen que ser para detener el hambre y la muerte en Venezuela y no para darle estabilidad a la dictadura que, peligrosa y criminalmente, ha enfrentado pueblo contra pueblo”.

La dirigente política María Corina enfatizó ciertos términos democráticos que exige la oposición. “Los venezolanos estamos claros: el diálogo está en el cumplimiento de la Constitución, en la liberación inmediata de los presos políticos, en la aceptación de la ayuda humanitaria, en la celebración del revocatorio en 2016 y, por supuesto, con la participación de mediadores que defiendan los valores democráticos”.

Machado señaló los saqueos como prioridad de los partidos políticos, ya que ha estado presente en varias ciudades del país, como Puerto Píritu, Ciudad Bolívar, Lagunillas, Valera y Caracas. “Esto es explosivo y está teniendo expresiones en todo el país; hoy se exige una reacción inmediata de la comunidad internacional“.

Machado visitó Cumaná tras los saqueos y la confrontación entre los ciudadanos y la GNB, donde analizó la situación. “Si en algún momento he tenido claro la necesidad del diálogo, es después de estas 24 horas en Cumaná, escuchando y acompañando el dolor de familias hambreadas y humilladas”.