Zona euro baraja posible default en Grecia

Grecia apuesta por un pacto de último minuto en la reunión de ministros de Finanzas de la zona euro el próximo jueves en Luxemburgo.

Zona euro baraja posible default en GreciaEl gobierno griego está obligado a encontrar un acuerdo como muy tarde el jueves 18 de junio. Crédito: Louisa Gouliamaki/ AFP
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Bruselas, Bélgica. AFP).- La zona euro estudió la posibilidad de un default griego si las negociaciones entre Atenas y sus acreedores no se cierran en los próximos días lo que le impediría, sin dinero en sus arcas, saldar un vencimiento con el Fondo Monetario Internacional este mes, indicaron dos fuentes europeas.

“Los acreedores y los Estados miembros decidieron comenzar a estudiar las consecuencias de un impago de Grecia”, indicó una fuente europea. “Un default (griego) está en estudio”, pero no es lo mismo que un “Grexit”, término con el que se alude a una salida de Grecia de la zona euro, subrayó una segunda fuente.

“Es para prepararse al peor de los desenlaces. Los Estados miembros querían tener una idea” llegado el caso, confirmó otra fuente conocedora de las discusiones.

Esta eventualidad fue estudiada en una reunión preparatoria del próximo encuentro de ministros de Finanzas de la zona euro en Luxemburgo, que desde el jueves se lleva a cabo en Bratislava (Eslovaquia).

Aumenta la presión

El gobierno griego está obligado a encontrar un acuerdo como muy tarde el jueves 18 de junio, día en que se reunirá con sus acreedores, que le exigen nuevas concesiones como condición para desbloquear una financiación vital para la economía del país.

“Las negociaciones se reanudarán sobre el plano técnico del acuerdo y después, sobre el político”, aclaró el viernes el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, tras el jarro de agua fría que supuso el jueves el regreso de los negociadores del Fondo Monetario Internacional (FMI) a Washington.

“El FMI no adelantó su partida (…) Los que se van deben regresar”, aseguró Juncker en la radio France Culture, al tiempo que presumía de ser “de los políticos más populares en Grecia”.

Un día antes, el portavoz del FMI, Gerry Rice, advirtió de que “la pelota estaba en el campo de Grecia”, después constatar las “importantes diferencias” entre Grecia y sus acreedores sobre las reformas esperadas de Atenas.

Grecia apuesta por un pacto de último minuto en la reunión de ministros de Finanzas de la zona euro el próximo jueves en Luxemburgo.

Por su parte, el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, aclaró el viernes desde La Haya que considera “inimaginable” un acuerdo sin el FMI.

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, y sus negociadores se marcharon de Bruselas tras dos días de negociaciones políticas al margen de una cumbre entre la Unión Europea y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac).

El primer ministro heleno reiteró que desea un compromiso que no sea “un simple acuerdo, sino una solución duradera que garantice la cohesión social, el desarrollo y una deuda pública sostenible”.

Y para ello, Grecia apuesta por un pacto de último minuto en la reunión de ministros de Finanzas de la zona euro el próximo jueves en Luxemburgo.

El país difícilmente puede permitirse jugar con el reloj por mucho más tiempo si quiere que el proceso parlamentario necesario para validar un acuerdo en ciertos países de la zona euro, entre ellos la propia Grecia, pueda completarse antes del 30 de junio.

A más tardar, Atenas debe reembolsar para esa fecha 1.600 millones de euros de préstamos del FMI, y existen serias dudas sobre su capacidad para cumplir con este pago sin que previamente sean desbloqueados los 7.200 millones restantes del último programa de ayuda al país, en marcha desde 2012, y que también expira el 30 de junio.

Para el ministro de Defensa Panos Kamenos, la luz verde de los acreedores llegará “el 18 de junio o nunca”.

“Si no hay solución antes de final de mes, no pagaremos al FMI”, ya que el país no tendrá los medios para hacerlo, advirtió el líder del partido de derecha Griegos Independientes (ANEL), socio de gobierno de Syriza.

“Habrá un acuerdo, porque una suspensión de pagos no está ni en nuestro interés ni en el de los acreedores”, aseguró el ministro de Estado y cercano a Tsipras, Alekos Flamburaris.

“Los prerrequisitos técnicos” de este acuerdo ya han sido establecidos, según Valdis Dombrovskis, vicepresidente de la Comisión Europea, que constató “mucho progreso” en las discusiones la semana pasada.

Pero Bruselas siente que el ejecutivo griego da una de cal y otra de arena. “Cada vez, la realidad alentadora de los trabajos técnicos no se corresponde con las declaraciones y posturas políticas más duras”, constató una fuente europea cercana a las discusiones.

Según el diario sensacionalista alemán Bild, conocido por su marcado tono antigriego, Angela Merkel se prepara activamente para una salida de Grecia de la zona euro. El periódico citaba este viernes a un alto diplomático alemán, según el cual “incluso la canciller sabe que el tiempo ya no bastará” para salvar a Grecia antes del 30 de junio.