Crecen la escasez y el costo de repuestos para electrodomésticos

En la zona norte del estado Anzoátegui se promocionan cientos de técnicos. Sus servicios son tan necesarios como costosos.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – Comprar los artículos del hogar es una inversión que ronda los cientos de miles, pero repararlos tampoco es económico ni sencillo.

Las lavadoras son, quizá, los equipos que mayor desgaste sufren –en gran medida por el mal uso- y requieren el reemplazo de piezas internas. Sin embargo, de acuerdo con el diario El Tiempo, en negocios con amplia trayectoria en el ramo como Comercial Edison, en Anzoátegui, hace meses que esperan repuestos.

La señora María Elena, encargada del establecimiento, explica que al hacer un pedido queda a expensas de que sus proveedores puedan despacharle todo lo solicitado.

“Debido a las variaciones de los precios, he optado por pedir 10 unidades de cosas que antes pediría 100. No sólo porque un par de cajitas muy pequeñas que se venden en una semana me cuestan unos 500.000 bolívares, sino porque cuando me llegan ya están más caras y me toca venderlas a precio viejo, por lo que al final pierdo. Pero aún así, con lo pequeño que es el pedido nunca me lo mandan completo, simplemente porque ni ellos tienen suficiente”, contó.

Uno de los repuestos que le piden con mayor frecuencia son las bombas de desagüe, cuyo precio varía no sólo dependiendo de su capacidad sino de quién sea el proveedor.

“La más pequeña, de 35 w, la tuve hace un mes en Bs 8.890 y era genérica. Las originales, si se consiguieran, serían mucho más costosas”, detalló María Elena.

Por su parte, Renzo De Lepiani, quien tiene a su cargo el taller de electrodomésticos Italven, explicó que viven la misma situación.

“Nunca había tenido que rechazar tantos clientes como ahora por falta de repuestos. Nosotros nos especializamos en la gama de línea marrón, pero sobre todo en televisores, y hoy tengo muchos proveedores que ya no pueden viajar para traer las piezas, así que debo conseguirlas bajo cuerda, si el cliente está de acuerdo. Lo importante es ser muy claro con el usuario porque no se puede dar garantías por estas compras”, dijo.

De Lepiani asegura que a su establecimiento llevan muchos equipos de televisión viejos con los selectores de canal dañados o las pantallas, dos cosas muy básicas que no tiene cómo resolver por falta de insumos. “En cuanto a los de gama nueva (LCD, led, pantalla plana) lo más frecuente es que falle alguna de las tarjetas. No siempre es necesario comprarlas, pero conseguir los microcomponentes también es difícil”, sostuvo.

MANO DE OBRA

José Sánchez, técnico en refrigeración, explica que regularmente quienes se dedican a estos trabajos cobran por mano de obra la mitad de lo que cuesta el repuesto, pero él es de los que apuesta por reparar las piezas: “Si un compresor para un equipo de 12.000 w se vende nuevo por Bs. 85.000, la reparación ronda los Bs. 20.000”.

En la zona norte del estado Anzoátegui se promocionan cientos de técnicos. Sus servicios, tan necesarios, son también cada vez más costosos.

La mayoría cobra la revisión, aunque no pueda solucionar el problema del equipo y lo hace por una cifra que oscila entre los Bs. 700 y los 1.200.

José Marchán, quien se dedica a la reparación de lavadoras, secadoras, cocinas y neveras, cuenta que los técnicos calculan el traslado hasta el lugar y el tiempo que invierten en descubrir la falla, aunque admite que no son pocos los que abusan cobrando montos excesivos para luego no volver.

PEQUEÑAS REPARACIONES

Los técnicos del hogar también sufren por la falta de repuestos. Alexis Puente se dedica a esta labor en la zona norte del estado Anzoátegui. A su taller llegan, sobre todo, batidoras, licuadoras, microondas, ventiladores y planchas para el cabello.

Batidoras y licuadoras comparten un problema que requiere el cambio de los carbones que son parte del motor. Hoy en día los carbones son escasos y para hallarlos hay que recurrir a las ventas por Internet y salen entre Bs. 700 y 2.000, cuando tres meses atrás la reparación completa no superaba los Bs. 600.

El acople es otra de las partes de la licuadora que suele fallar y debe buscarse en el mercado negro, donde cuestan alrededor de los Bs 700.

En los microondas, el problema más recurrente exige el reemplazo de micro componentes, lo que en general no cuesta menos de Bs. 6.000, incluyendo la mano de obra.

Recuerda que puedes recibir las noticias más importantes al momento en tu teléfono, solo sigue estas instrucciones.