“Creía que moría cuando me dispararon”, el drama de la violencia

Publicada por: el lectoressumarium@gmail.com

Crédito: Panorama / Youtube

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- El pasado 14 de marzo de 2015, Gianluigi Romano fue víctima de un robo, en La Boyera, Caracas.

Ahí, estacionó su vehículo frente a una mueblería y tras salir del carro fue atracado por un criminal en una moto, le pidió el celular y le disparó tres veces, pero solo uno lo perforó causándole una lesión medular que ahora, por desgracia, le impide moverse desde el pecho hacia abajo.

El balazo perforó su escápula, dos pulmones, fracturó dos vértebras de su columna y la onda expansiva ocasionó un daño en su médula espinal que le impide caminar.

El joven venezolano de 33 años, pese al terrible escenario que sufrió, está feliz y agradecido con Dios por “la segunda oportunidad de vida”. Romano espera recuperar la movilidad de sus piernas a través de un programa de fisioterapias que comenzó en Venezuela y que ahora sigue en Miami, reseña Panorama.




Categoría: Venezuela | Claves: sucesos