Diálogo en Venezuela, el tema que fue analizado en la OEA con Zapatero

Almagro y el gobierno venezolano acumulan una larga ristra de choques, en los que Caracas lo acusa de liderar "ataques persistentes" contra ese país.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Washington. EFE).- El expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero afirmó hoy en Washington que el objetivo de la iniciativa de diálogo que lidera entre el Gobierno y la oposición venezolanos es “trabajar porque la historia de Venezuela termine bien”.

“Voy a explicar el objetivo del diálogo, que resumiría en una frase, todos tenemos que tratar y trabajar porque la historia de Venezuela termine bien”, dijo Zapatero a los periodistas a su llegada a sede de la Organización de Estados Americanos (OEA).

En la OEA le recibieron la canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, y el embajador venezolano ante la OEA, Bernardo Álvarez, que fueron quienes le invitaron a participar en la sesión de hoy.

El expresidente español (2004-2011) será el encargado de explicar en la OEA el estado de la mediación que lidera en Venezuela con los exmandatarios Leonel Fernández (República Dominicana) y Martín Torrijos (Panamá).

Rodríguez Zapatero fue elegido por la misión de mediación, auspiciada por la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), para ejercer de portavoz en la sesión extraordinaria convocada hoy en la OEA por invitación de Venezuela, según una nota informativa dirigida a la presidencia del Consejo Permanente a la que tuvo acceso Efe.

Con esta invitación, Venezuela se adelantó a la sesión convocada el 23 de junio para debatir si la OEA aplica su Carta Democrática a Caracas, el instrumento jurídico al que ha recurrido el secretario general, Luis Almagro, para aumentar la presión sobre el Gobierno de Nicolás Maduro y que puede llevar a una misión de mediación (18 votos) o, en último lugar, a la suspensión de Venezuela del ente (24).

Unasur, alianza regional creada en 2011 con el impulso clave del fallecido presidente venezolano Hugo Chávez, anunció este sábado también para el día 23 una reunión de cancilleres con los tres expresidentes para “evaluar el avance del diálogo”.

El cruce de convocatorias es muy revelador del actual momento de pugna entre Venezuela y Almagro, pero también entre la OEA, la Unasur y los diferentes actores políticos que buscan un papel en la crisis del país caribeño.

La misión de Venezuela en la OEA solicitó a última hora del lunes cancelar por “improcedente” la sesión extraordinaria del día 23 en la que está previsto debatir si se aplica a Caracas la Carta Democrática.

La plataforma de partidos opositores Mesa de la Unidad Democrática (MUD) reiteró hoy al Consejo Permanente de la OEA que en Venezuela no existe un diálogo y que el Gobierno de Maduro intenta “frenar” la activación del artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana.