Crisis fronteriza es “parte central de la campaña”

Luis Vicente León reconoció que el contrabando de gasolina hacia Colombia y de muchísimos productos que se hacen cada vez más baratos para el mercado internacional -por efecto del desvanecimiento de facto del valor del bolívar, asociado a controles de precios y cambio- es "una operación muchísimo más rentable que el narcotráfico", pero que el cierre de fronteras dista mucho de ser una solución al problema que, en realidad, es generado por "el modelo económico de control e intervencionismo extremo" del gobierno.

Crisis fronteriza es “parte central de la campaña”León sostuvo que la raíz del problema "tiene muy poco que ver" con Colombia, pues con este país se sufren "consecuencias y no causas del modelo de control" impuesto desde el Poder Ejecutivo venezolano. Crédito: Andrés Herrera / Sumarium / Archivo
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – El presidente de la firma de investigacón de mercado Datanálisis, Luis Vicente León, consideró la noche de este lunes que la crisis fronteriza entre Venezuela y Colombia no se resolverá antes de las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre, porque “el tema de culpar a los contrabandistas va a formar parte central de la campaña electoral” por parte del gobierno de Nicolás Maduro.

En una entrevista vía Skype con el canal estadounidense CNN En Español, León afirmó que el chavismo “arranca la campaña política en clara desventaja”, de más de 20 puntos por debajo de la oposición, por lo que decidió desarrollar su campaña por la vía “estrambótica”.

“Si traslada el debate a la frontera, para el Gobierno es mucho más fácil convencer a una parte de la población, en campaña, de que la crisis tiene que ver con Colombia”, apuntó el economista, en referencia a la debacle socio-económica que padece Venezuela y que incluye una fuerte escasez de todo tipo de bienes e insumos, nacionales e importados, así como una galopante inseguridad ciudadana con asaltos, secuestros, sicariatos y descuertizamientos.

Reconoció que el contrabando de gasolina hacia Colombia y de muchísimos productos que se hacen cada vez más baratos para el mercado internacional -por efecto del desvanecimiento de facto del valor del bolívar, asociado a controles de precios y cambio- es “una operación muchísimo más rentable que el narcotráfico”, pero que el cierre de fronteras dista mucho de ser una solución al problema que, en realidad, es generado por “el modelo económico de control e intervencionismo extremo” del gobierno.

Asimismo, recordó que el chavismo “ya ha utilizado la estrategia del chivo expiatorio” para presentar un culpable de los problemas, pero para el gobierno “es fácil colocar ese tema sobre la mesa”, porque “hay una parte de la población venezolana que siente que no está recibiendo los productos porque se van”, gracias a la omnipresente retórica gubernamental.

En tal sentido, León sostuvo que la raíz del problema “tiene muy poco que ver” con Colombia, pues con este país se sufren “consecuencias y no causas del modelo de control” impuesto desde el Poder Ejecutivo venezolano.

Específicamente en cuanto al contrabando, el economista aseguró que la mercancía seguirá saliendo ilegalmente de Venezuela “por los ríos, por las montañas, porque la diferencia de precio es brutal” entre los dos países y “ni mañana, ni pasado mañana se va a resolver el problema del desabastecimiento, ni el de la inflación”.