Cristina Kirchner: “En Venezuela no hay Estado de Derecho”

"En Venezuela no hay Estado de Derecho y en Argentina tampoco hay Estado de Derecho", declaró la política peronista en una entrevista con el portal Infobae.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Buenos Aires, Argentina. dpa) – La ex presidenta y candidata a senadora por la oposición Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015) comparó hoy la situación de Argentina con la de Venezuela al afirmar que en ninguno de los dos países hay Estado de Derecho y advirtió que “la democracia está en emergencia en toda América Latina”.

“En Venezuela no hay Estado de Derecho y en Argentina tampoco hay Estado de Derecho”, declaró la política peronista en una entrevista con el portal Infobae.

“No tenemos una Justicia imparcial tampoco. No tenemos una Justicia confiable. Está severamente cuestionado el Estado de Derecho en Argentina”, subrayó la candidata al Senado por su nuevo frente electoral Unidad Ciudadana.

La entrevista tuvo amplia difusión porque fue la primera que la ex presidenta brindó a un medio no kirchnerista desde que terminó su mandato en diciembre de 2015, tras el fuerte enfrentamiento con la prensa crítica que protagonizó mientras ejerció en la Casa Rosada.

Fernández de Kirchner hizo duras críticas al Gobierno del centroderechista Mauricio Macri y se refirió a la situación en Latinoamérica.

“Me parece que (señalar) la elección de Venezuela únicamente como un ‘leading case’ en donde no hay democracia, y en todo el resto de la región funciona la democracia, es una falacia. Si empezamos por México, por ejemplo, este año asesinaron a 44 colegas suyos, periodistas. Hay violencia institucional, violencia física, gente que desaparece y miles de muertos”, denunció.

“Cuando veo en Brasil el juicio de destitución de Dilma Rousseff, cuando veo en Argentina, porque… ¿En Venezuela hay presos políticos? Sí. ¿En Argentina hay presos políticos? (…) Yo creo que en Argentina también hay presos políticos”, apuntó.

VENEZUELA, “UN PAÍS DIVIDIDO”

“Creo que hay persecución política, se intervienen sindicatos, el presidente a todo aquel que no piense como él, sea un abogado laborista, un juez laborista, un sindicalista, un opositor, lo considera mafioso”, puntualizó. “Hay persecución”, subrayó.

La ex mandataria afirmó que Venezuela es “un país dividido y partido en dos, donde hay severos enfrentamientos“.

Fernández de Kirchner consideró erróneo cargar todas las acusaciones sobre un sólo país porque, según destacó, en otras naciones del continente hay “muchísima violencia”, “desaparece gente” y “el Estado también ejerce una violencia muy fuerte”.

“Le voy a ser sincera, yo creo que la democracia está en emergencia en toda América Latina“, remarcó la ex presidenta, cuyo Gobierno fue aliado del venezolano.

Por otra parte, Fernández de Kirchner evitó responder directamente las preguntas sobre supuestos hechos de corrupción durante sus dos mandatos que la involucrarían a ella y a varios de sus ex funcionarios.

“Que un gobierno elegido democráticamente en tres oportunidades (incluyendo al de su marido Néstor Kirchner) por amplia mayoría sea considerado una asociación ilícita revela que hay un manejo del Poder Judicial para poder invalidar un proceso político”, aseveró.

La ahora candidata a senadora consideró que “es un atentado a la democracia que un gobierno pueda ser equiparado con una asociación ilícita“. “Es un gran disparate. El Poder Judicial está muy desprestigiado. Hay un manejo descarado del Poder Judicial para perseguirme”, aseguró.

DICE QUE NO SERÁ UN “OBSTÁCULO” PARA EL PERONISMO

“No es justo decir que nuestro gobierno fue corrupto (…). Ese no es el saldo de 12 años y medio”, declaró Fernández de Kirchner, quien negó vínculos con empresarios supuestamente beneficiados con obra pública y negocios.

En tanto, la dirigente de 64 años aseguró que no se postulará a la presidencia en 2019 si ella es “un obstáculo para lograr la unidad del peronismo y ganar las elecciones”. “No voy a ser ningún obstáculo. Voy a ser todo lo necesario para que el peronismo, con un frente amplio, pueda ofrecer a la ciudadanía algo mejor que lo que le ofrece este Gobierno”, agregó.

Fernández de Kirchner también defendió su decisión de firmar un memorando de entendimiento con Irán para avanzar en el esclarecimiento del atentado al centro comunitario judío AMIA en 1994, que dejó 89 muertos y cientos de heridos. El acuerdo fue anulado judicialmente y la ex presidenta es investigada por supuesto encubrimiento de los iraníes acusados por la Justicia argentina por el ataque terrorista.

“Acusarme de traición a la patria forma parte de una persecución judicial. Por traición a la patria fue acusado (el ex presidente) Juan Domingo Perón y, si el juez (Claudio) Bonadío lo establece, seré indagada yo. No tiene ni pies, ni cabeza. Me parece un disparate”, aseguró.