Critican con arte al gobierno de Maduro en Bogotá

“Nuestro gobierno es un poco bruto... porque nosotros hacemos una elaboración gráfica inteligente para que el público despierte, pero ellos a veces ni la entienden”.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: Mauricio Moreno / El Tiempo.

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium)– Caracas Stencil (CCS) es un equipo de creativos que nació en 2007 con la intención de hacer arte crítico en Venezuela. Darío Bayly, de 40 años, y Alexander Siniscalchi, de 29, son sus creadores.

“En Caracas unos delincuentes explotaron un carro de la Policía”, expone Bayly, caraqueño. “Luego, cuando los policías se metieron a un barrio a buscar a los criminales, detuvieron a un niño de 10 años y estaba cargado de granadas”, añade.

Situaciones como esta le sirven de inspiración a CCS para crear sus esténciles o plantillas, piezas que igual a los grafitis tradicionales se plasman en muros, para que el público urbano los aprecie.

De acuerdo con Felipe Motoa, en su artículo para el diario El Tiempo, los transeúntes caminan, algunos siguen de largo, pero otros paran a observar el rostro de Simón Bolívar, medio cubierto por una pañoleta. “Siento que al colombiano le llega más el mensaje nuestro y la gente se detiene a contemplar”, dice Siniscalchi.

Hacemos una elaboración gráfica inteligente para que el público despierte

“Nuestro gobierno es un poco bruto, me perdona la palabra, porque nosotros hacemos una elaboración gráfica inteligente para que el público despierte, pero ellos a veces ni la entienden”, agrega.

Los artistas han exhibido sus creaciones y mensajes en México, Ecuador, Perú y Colombia, y esperan llevar sus obras a España antes de acabar el 2015. Sin embargo, los retos van más allá de la censura: la falta de productos como papeles y telas escasean en el territorio venezolano.

Confiesan que desde Cúcuta mandaban a traerlos, lo que se ha visto impedido por el reciente bloqueo de fronteras ordenado por el presidente Nicolás Maduro.

Crédito: Mauricio Moreno / El Tiempo.

“Estamos sobreviviendo, no viviendo. Todo es demasiado costoso allá (Venezuela), lo que nos obliga a ser más creativos. Por eso hicimos el Bolívar encapuchado, porque si él viviera todo esto, no lo toleraría”, dice al respecto Bayly.

Explica Motoa en su texto, que la estancia de estos dos artistas en Colombia no solo les ha servido para comunicar sus ideas locales. Han tomado personajes de la cultura popular y han replicado una idea que ya habían adelantado en Caracas: se trata de la serie Rockstars, en la que convierten íconos de la cultura (como el médico venezolano José Gregorio Hernández) en estrellas del rock.

Darío y Alexander se unieron a la ONG Sin mordaza y al vocalista Rodrigo González.

“No caemos en el cliché de decir que somos unos guerrilleros en contra del gobierno, sino que nos expresamos con nuestro arte”, puntualiza Bayly, mientras señala piezas de la serie que más le interesa que vean los bogotanos: Recuerdo de Caracas. En esta hay más de 100 imágenes y “cada una tiene algo que decir”.