Crónica: el caos que viven los mirandinos cuando cierran la GMA

Mientras los habitantes de Guarenas y Guatire pasan estas penurias cada vez que hay cierre de la autopista Gran Mariscal de Ayacucho, o accidentes de tránsito, las obras del Sistema Metro siguen paralizadas.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

​(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Un caos total. Con esa frase se podría describir el “zaperoco” que se vivió este lunes en la ciudad de Caracas, específicamente en las paradas desde donde sale el transporte público con dirección Guarenas y Guatire. ¿El motivo? Una fuerte tranca por la falta de agua, registrada a la altura de la urbanización Terrazas del Ávila.

“Esto es una locura”, decía un hombre que se disponía a hacer la cola de “los de a pie” (personas que optan por ir parados en las camionetas) en La California a eso de las 6:40 pm. Las opciones no sobraban en esta oportunidad, las paradas estaban totalmente abarrotadas de gente, incluyendo la de los “piratas”.

Con la idea de que todo pasaría en poco tiempo, pequeños grupos se disponían a hacer otras cosas como ir al cine, con la esperanza de no encontrar colas a su retorno, pero la sorpresa fue aún mayor dos horas y media después, las colas aunque no tan largas seguían presentes. La protesta ya se había dispersado en la autopista, pero las camionetas desaparecieron, lo que sí reinaba era la angustia de los que se mantenían de pie esperando un transporte que los dejara en sus casas sanos y salvos.

“Valle Verde, Guarenas, Menca, La Villa, Nueva…”, se escuchó a lo lejos y sin pensarlo dos veces unas 25 personas corrieron hasta la encava “pirata” que a altas horas cobró el “módico” precio de 400 bolívares por persona.

Pero el precio es lo de menos para los que viven en zonas como Guarenas y Guatire, quienes cansados por un largo día de trabajo incluso con niños al hombre, deben llegar a sus casas, preparar el alimento para el día siguiente en el que deberán despertar a las 4:00 am, o en el peor de los casos, salir de sus casas a esa hora para llegar puntuales a sus lugares de trabajo.

Mientras los habitantes de Guarenas y Guatire pasan estas penurias, cada vez que hay cierre de la autopista Gran Mariscal de Ayacucho (GMA) o accidentes de tránsito, la situación empeora. Un desahogo se suponía que sería el metro Guarenas-Guatire, pero estas obras siguen paralizadas y lo peor es que no se ve el entusiasmo por concluir un transporte que sin duda podría aliviar el ir y venir de todos.

Categoría: Venezuela | Claves: Guarenas-Guatire