Crudo venezolano retrocedió, promedio es de 47,94 dpb

El precio promedio del crudo nacional ganó 0,72 dólares entre el 18 y el 22 de mayo, y el promedio anual registró 47,94 dólares, muy por debajo del promedio de 2014, 88,42 dpb.

Crudo venezolano retrocedió, promedio es de 47,94 dpbVenezuela ha sido el mayor perdedor por el desplome de los precios. Crédito: Reuters.
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- El precio de la cesta venezolana de crudo y derivados retrocedió esta semana a 56,28 dólares por barril (dpb), una ligera baja respecto a la semana anterior (del 11 al 15 de mayo) cuando cotizó 57 dólares.

De acuerdo con el reporte semanal del Ministerio de Petróleo y Minería de Venezuela, la baja se debe a que los precios estuvieron afectados esta semana por la “preocupación de abundantes suministros de crudo en los principales centros consumidores y el fortalecimiento del dólar frente a otras divisas”.

El precio promedio del crudo nacional ganó 0,72 dólares entre el 18 y el 22 de mayo, respecto a la semana anterior, mientras que el promedio anual registró 47,94 dólares, muy por debajo del promedio de 2014, 88,42 dpb.

Los precios del crudo venezolano se desplomaron a mediados de septiembre del año pasado, cuando cayeron desde el rango de los 90 dólares por barril a 40,30 dólares por barril (promedio de enero de 2015), complicando aún más el escenario económico de la nación sudamericana que vio reducido a la mitad sus ingresos -más del 90% de las divisas provienen de la venta del petróleo- y afectada también por una contracción de su economía, alta inflación y escasez, entre otros desequilibrios.

Aunque los precios de la cesta venezolana han venido repuntando desde febrero pasado, analistas y expertos señalan que el alza es eventual y no sostenida, debido al exceso de oferta que existe en el mercado y a otros factores.

Venezuela volverá a pedir ante la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), en una reunión prevista para el próximo 5 de junio, el recorte de la producción como una estrategia que permitiría estabilizar los precios y recuperar parte de los ingresos perdidos. En noviembre, los países miembros de la OPEP se negaron a la solicitud.