Cruz quiere frenar a Trump en Indiana, pero el magnate es el favorito

"Estoy aquí para largo, mientras tengamos un camino viable hacia la victoria", dijo hoy Cruz en un mitin en Indiana. "Competiré hasta el final y la razón es simple: No se trata de mí, no se trata de Donald Trump, no se trata de ninguno de los candidatos, se trata nuestro país y nuestro futuro", añadió el senador por Texas.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Video: ABC News / YouTube

(Washington, Estados Unidos. dpa) – El senador hispano Ted Cruz quiere frenar el martes al multimillonario Donald Trump en las primarias republicanas en Indiana, pero las encuestas dan como favorito al magnate.

“Estoy aquí para largo, mientras tengamos un camino viable hacia la victoria”, dijo hoy Cruz en un mitin en Indiana. “Competiré hasta el final y la razón es simple: No se trata de mí, no se trata de Donald Trump, no se trata de ninguno de los candidatos, se trata nuestro país y nuestro futuro”, añadió el senador por Texas.

Cruz, de origen cubano, necesita una victoria en Indiana para frenar el hasta ahora imparable avance de Trump hacia la nominación republicana.

En estos comicios internos están en juego 57 delegados para la Convención Nacional Republicana de julio en Cleveland (Ohio). En Indiana se aplica la regla “winner-takes-most”, el ganador se lleva la mayor parte de los delegados de ese estado.

Trump, que ha conseguido hasta ahora 996 delegados, es el único de los tres precandidatos republicanos que puede todavía asegurarse matemáticamente la nominación republicana si logra alcanzar el número mágico de los 1.237 delegados, algo que puede ser factible si sigue sumando delegados al ritmo que lo ha hecho hasta ahora.

Cruz, con 565 delegados, y el gobernador de Ohio John Kasich, con 153 delegados logrados hasta ahora, saben que matemáticamente no pueden ganar la nominación, pero pueden provocar que la Convención Nacional Republicana de julio sea una convención disputada (brokered convention, en inglés).

En este tipo de convención no solo se proclama al candidato con la mayoría de delegados, como ha sido lo habitual en las últimas campañas electorales, sino que se vota hasta que uno de los aspirantes obtenga una mayoría de votos. Y en una convención disputada puede pasar cualquier cosa.

Cruz, que cuenta con el apoyo del gobernador de Indiana Mike Pence, intenta convertirse en el abanderado del movimiento “Never Trump” (nunca Trump) dentro del Partido Republicano. Hoy lanzó un anuncio de televisión en Indiana titulado “mentiroso” sobre las mentiras que el multimillonario ha dicho sobre él.

El político ultraconservador advirtió hoy en Indiana a los votantes republicanos que si Trump y Clinton son los candidatos presidenciales se enfrentarán en noviembre en las urnas “dos liberales neoyorquinos partidarios de un gobierno de amplias prerrogativas”.

Según las encuestas, Cruz no lo tendrá fácil en Indiana, ya que Trump le saca casi 10 puntos de ventaja. Trump, con un 42 por ciento de los votos, parte como favorito en las primarias republicanas de Indiana, seguido de Cruz, con 32,7 por ciento de apoyos, y Kasich, con 15,8 por ciento.

HILLARY, LA FAVORITA DEMÓCRATA

En el campo demócrata, Hillary Clinton, con un 50 por ciento de apoyos, lidera las encuestas en Indiana, seguido del senador Bernie Sanders, con 43,2 por ciento. En Indiana están en juego 83 delegados para la Convención Nacional Demócrata, que tendrá lugar en julio en Filadelfia (Pensilvania).

Clinton suma hasta ahora 2.165 delegados y Sanders 1.357 delegados, incluídos los “superdelegados”. Estos últimos son miembros del Partido Demócrata capaces de decidir por sí mismos a quién apoyan en la convención. No están obligados a votar por quien salió elegido en las primarias de su estado y, si lo desean, pueden cambiar su voto en la convención.

Sanders dejó claro el domingo que no va a tirar la toalla fácilmente y aseguró que la Convención Nacional Demócrata también va a ser una convención disputada.

“Es virtualmente imposible para Hillary Clinton alcanzar la mayoría de delegados de la convención para el 14 de junio con solo los delegados comprometidos. Necesitará superdelegados para ganar. La convención será disputada”, advirtió el senador por Vermont.

Para ser el candidato demócrata se necesita lograr el apoyo de al menos 2.382 delegados de los 4.763 que se darán cita en julio en la Convención Nacional Demócrata.