Cuando se abra la frontera, los venezolanos “tendrán que venir a surtirse de Cúcuta”

Tras el cierre de la frontera, “por fin se conoció la otra cara de la capital de Norte de Santander”, dijo el alcalde Donamaris Ramírez.

Cuando se abra la frontera, los venezolanos “tendrán que venir a surtirse de Cúcuta”Créditos: Reuters
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – Tras el cierre de frontera declarado el pasado 19 de agosto por el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, más que perder, Cúcuta ganó, expresaron autoridades, expertos, políticos, transportadores y ciudadanos del común.

Según la publicacción de La Opinión, la imagen de la Perla del Norte se posicionó en el país y en el mundo, porque se empezó a hablar en todos los escenarios de la ciudad, “por fin se conoció la otra cara de la capital de Norte de Santander”, dijo el alcalde Donamaris Ramírez.

En términos de mercado bursátil, explicó que las acciones de Cúcuta se dispararon en la bolsa de valores.

Para el director territorial de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, José Mauricio Villán García, un hecho que demuestra una ganancia positiva para la ciudad es el freno que se puso al contrabando.

Durante el primer mes de haberse declarado el cierre de los pasos fronterizos se presentó una reducción del 36 por ciento en las aprehensiones.

“Esto es bueno, porque ha permitido el repunte en la compras locales, entre otras de carne de ganado vacuno y combustibles”, dijo el funcionario.

La erradicación de la informalidad fue otra gran conquista que dejó el cierre de la frontera a Cúcuta, porque ahora hay que empezar a mirar una reconversión laboral para las más de 3.000 familias que se dedicaban en Cúcuta a vender gasolina en pimpinas, dijo Ramírez.

En este orden, en el plano empresarial e industrial, a la ciudad le llegó la hora de replantearse. Hay que buscar nuevos perfiles de desarrollo económico, porque también llegó la hora de poner fin a la dependencia que se tiene con Venezuela. “De esta crisis algo bueno que nos queda es que debemos abrir los ojos hacia nuevos horizontes distintos a los que nos ha planteado hasta ahora el vecino país”, dijo Jairo Yáñez, líder gremial de Induarcilla.

“Cuando se abra la frontera ellos (los venezolanos) tendrán que venir a surtirse de Cúcuta. Considero que hemos ganado en proyectar la ciudad, en crear un nuevo perfil a partir de qué tanto sabemos y qué tanto podemos dar, dijo Ramírez.