Cuatro aspectos sobre el aumento de la gasolina, según Toro Hardy

"La crisis económica en Venezuela es lo suficientemente severa como para entender que hay que asumir sacrificios", advierte el experto petrolero.

Publicada por: el maumaitreb@gmail.com @Mariang_ab

(Redacción Sumarium) – Para el especialista en temas petroleros, José Toro Hardy, el aumento del precio de la gasolina es un asunto “necesario” en medio de las circunstancias económicas que rodean a Venezuela.

A su juicio, con el incremento del combustible “al menos el costo de producción debe quedar cubierto”, y se debe dar subsidio al sector transporte.

En una entrevista concedida a Sumarium explica que esta medida debe estar acompañada de un mensaje claro sobre la interrupción de la venta de crudo a otros países bajo condiciones financieras de subsidio.

AUMENTO, ¿UNA NECESIDAD?

JTH: No es posible que la gasolina se esté vendiendo a un precio fuertemente por debajo de su costo de producción (…) Yo creo que es necesario hacerlo (aumentar), más aún en medio de la circunstancia económica tan difícil que vive Venezuela, y que eso forma parte de un conjunto de medidas que sería muy importante adoptar.

En el pasado siempre se consideró que el costo político del aumento de la gasolina era muy alto, por eso los gobierno no se atrevían a adoptarlo. Eso se basa todo en que hace muchos años, el día del famoso Caracazo, todo aquel lío empezó por un aumento en el costo del transporte, se decía que provocado por el aumento en el precio de la gasolina. De ahí en adelante, los gobiernos siempre vieron el precio de la gasolina como un tema político.

En este momento, la crisis económica en Venezuela es lo suficientemente severa como para entender que hay que asumir sacrificios (…) Puedo citar el ejemplo de lo que se hizo durante el gobierno del presidente Caldera (Rafael Caldera -segundo período-), el gobierno anterior a Chávez. En aquel momento se optó por subir el precio de la gasolina, pero no se subió de un solo golpe. Lo que se hizo en aquel entonces fue aumentar un medio cada mes, y el objetivo era llevarlo finalmente al costo oportunidad, es decir, lo que costaría la gasolina puesta en un tanquero venezolano, en puerto venezolano para su exportación.

Hay sectores que en este momento están muy castigados como para aceptar un aumento de coste de un solo golpe.

¿DE CUÁNTO DEBE SER EL AUMENTO?

JTH: No lo sé, porque las cuentas de Pdvsa no son claras. Al menos el costo de producción debe quedar cubierto. Creo que el fin último al cual debe dirigirse el precio de la gasolina es el equivalente a lo que sería el costo de exportar la gasolina venezolana puesta en un tanquero en puerto venezolano, sin incluir -por supuesto- fletes, ni impuestos, ni seguros.

A la vez, no creo que se pueda subir de un solo golpe la gasolina, porque el brinco después de haber estado rezagado el aumento por tantos años sería demasiado alto. Yo creo que se podría aplicar un aumento progresivo, paulatino de precios; creo que no se le puede aplicar de manera lineal a todo. Por ejemplo, la gasolina de 95 octanos debe subir de manera más que proporcional con respecto a otras gasolinas de menos octanaje, sencillamente porque quienes la consumen usualmente tienen vehículos de alto precio, lo que indica que su poder adquisitivo es mayor.

En ese sentido, el ministro de Petróleo y Minería, Eulogio Del Pino, explicó recientemente que los componentes importados para producir la gasolina de 95 cuestan 300 millones de dólares más a Pdvsa y la meta es lograr revertir la matriz y que el 70% de los vehículos se sirva de gasolina de 91. El 70% del parque automotor venezolano requiere gasolina de 91 octanos, mientras el otro 30% necesita de 95 debido a su alto rendimiento.

EXPORTACIÓN Y CONTRABANDO

JTH: No es posible que mientras se le vaya a aplicar a los venezolanos el aumento del precio de la gasolina, se le siga vendiendo (…) a países del Caribe o de América petróleo bajo condiciones financieras de subsidio, que es lo que se ha venido haciendo. La única justificación que yo creo que hay que darle a los venezolanos es que no se les va a castigar mientras se siga regalando petróleo.

El precio de la gasolina, además, debe aumentarse por otra razón: a medida que se vaya ajustando a la realidad, también se desestimula el contrabando hacia Colombia o hacia otros países, porque la gasolina no solo esta yéndose hacia Colombia, sino hacia el Caribe.

¿QUÉ HACER CON EL EXCEDENTE?

JTH: En caso de producirse (el aumento) habría que mantener alguna forma de subsidio para el transporte público, porque de lo contrario se produciría un aumento muy fuerte también del transporte, y bajo las condiciones actuales es difícil para la gente de menos recursos (…) Hay sectores que en este momento están muy castigados como para aceptar un aumento de coste de un solo golpe.