Cuba celebra el Día de la Rebeldía Nacional en medio de su acercamiento a EE UU

"El 26 de julio ha pasado a ser una fecha señalada e histórica, no sólo por los acontecimiento de ese día. Sino porque esas acciones no fueron en vano. Las semillas que cayeron para ver a Cuba libre dieron sus frutos"

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(La Habana, Cuba. EFE) La ciudad oriental de Santiago de Cuba, que cumple 500 años, fue la sede de las celebraciones por el “Día de la Rebeldía Nacional”, una de las fechas más destacadas del calendario revolucionario de la isla, que este año tiene lugar seis días después de restablecer relaciones diplomáticas con EE.UU.

El presidente Raúl Castro encabezó el acto conmemorativo en el antiguo cuartel de Moncada, reconvertido en una escuela, donde el 26 de julio de 1953 los rebeldes, encabezados por Fidel Castro, llevaron a cabo la que se considera la primera acción armada de la Revolución.

“Me voy con la fiel esperanza de que siempre Santiago siga siendo Santiago”, fueron las únicas palabras que pronunció hoy el presidente cubano al finalizar el tradicional acto, que duró poco más de una hora.

La celebración, que congregó a unos 10.00 santiagueros, comenzó a las 05.12 horas (11.12 GMT), a la misma hora que hace 62 años los rebeldes iniciaron el asalto al cuartel de Moncada, en Santiago de Cuba, considerada por ello “cuna de la Revolución” y sede este año de los festejos con motivo del 500 aniversario de su fundación por los conquistadores españoles.

El discurso central del acto estuvo a cargo del vicepresidente de Cuba, José Ramón Machado Ventura, quién se refirió brevemente a la nueva etapa de distensión con EE.UU y señaló que el pasado 20 de julio, con el restablecimiento de las relaciones entre ambos países y la reapertura de sus embajadas, “culminó la primera fase del proceso iniciado el 17 de diciembre”.

“Comienza ahora un largo y complejo camino hacia la normalización de las relaciones, que incluye el cese de bloqueo y la devolución de la base naval de Guantánamo”, afirmó Machado Ventura, quien reiteró los reclamos fundamentales de la isla con EE.UU.

El vicepresidente inició su discurso recordando al líder de la Revolución cubana, Fidel Castro, “cuya vida y obra revolucionaria está vinculada a esta ciudad heroína”.

“El 26 de julio ha pasado a ser una fecha señalada e histórica, no sólo por los acontecimiento de ese día. Sino porque esas acciones no fueron en vano. Las semillas que cayeron para ver a Cuba libre dieron sus frutos”, subrayó.

El acto político y cultural estuvo amenizado por actuaciones de música y danza y contó con la presencia de los “Cinco Héroes”, los agentes cubanos que cumplieron largas condenas por espionaje en EE.UU; y el “balserito” Elián González, protagonista en 1999 de un sonado caso de emigración ilegal a EE.UU.

A diferencia de otros años, no estuvieron entre los invitados presidentes de otros países aliados de Cuba, aunque en los discursos del acto se recordó la colaboración de Venezuela y Ecuador en la reconstrucción de Santiago de Cuba tras la devastación que dejó a su paso por esa región el huracán Sandy en octubre de 2012.

Como parte de las celebraciones por el 26 de julio, se incluyó además una sesión solemne de la Asamblea Municipal, la presentación del ron “Aniversario 500” y la declaración de las fiestas de carnaval de Santiago, las más famosas de Cuba, como Patrimonio Cultural de la nación y que se celebran también en estas fechas.

El 26 de julio de 1953, el joven abogado Fidel Castro, líder de la revolución, encabezó junto a un grupo de jóvenes revolucionarios incluido su hermano Raúl, el fallido asalto a los cuarteles Moncada, en Santiago de Cuba, y Carlos Manuel de Céspedes, en la vecina ciudad de Bayamo, contra el régimen de Fulgencio Batista.

Aunque en aquel levantamiento contra Batista, la mayoría de los asaltantes murió o fueron apresados, la acción marcó el inicio de la revolución que llegó al poder el 1 de enero de 1959 liderada por Fidel Castro.

Santiago de Cuba, la segunda ciudad del país con una población cercana a los 500.000 habitantes y ubicada a unos 900 kilómetros al este de La Habana, acogió la celebración de esta efeméride, para lo que la ciudad se engalanó y trabajó desde meses atrás en la restauración de monumentos y edificaciones históricas y la construcción y rehabilitación de obras sociales.

Santiago de Cuba también fue en 2013 sede de los actos centrales por el 60 aniversario del “Día de la Rebeldía Nacional”, que en 2014, se celebró por primera vez en Artemisa, una provincia creada en 2010 por el Gobierno de Raúl Castro para ensayar un nuevo modelo de gestión administrativa y económica en el país.