Cuestionan credibilidad del informante de la DEA en el juicio de los sobrinos Flores

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Sumarium).- Los abogados de los sobrinos de Cilia Flores se encuentran acusando a uno de los testigos claves de la DEA de traficar drogas desde la cárcel, con lo que, de ser cierto, se estaría violando el acuerdo que se firma con los fiscales federales para poder trabajar como fuente confidencial de la organización anti narcóticos estadounidense.

El abogado defensor Randall Jackson dijo al juez de distrito Sur de Nueva York, Paul Crotty, la noche del lunes que se prepara para introducir la grabación de una presunta llamada telefónica que realizó José Santos Peña desde prisión, junto con su hijo y otras personas que la defensa acusa de estar involucrados en el tráfico de drogas.

“La única conclusión razonable es que está involucrado en el tráfico de drogas desde prisión,” dijo Jackson a la corte.

Según un artículo publicado por el Miami Herald, el lunes fue el día más fuerte para Efraín Campo y su primo Francisco Flores, quienes podrían recibir cadena perpetua si resultan culpables de los cargo de conspiración para el contrabando de 800 kilos de cocaína a Estados Unidos.

El pasado jueves, Santos dio su testimonio sobre la manera en la que grabó varios audios y videos de los acusados hablando sobre el manejo de la cocaína. En un video, los miembros del jurado podían ver a Campo quitándose guantes de latex, que según Santos, se puso antes de examinar el polvo blanco que presuntamente era cocaína.

Sin embargo, la defensa equilibró la balanza el lunes, al lograr que Santos admitiera en el estrado que uno de los informantes encubiertos había planeado originalmente proveerle drogas a los acusados. David Roday, el abogado defensor de Flores, bombardeó a Santos con preguntas sobre el llamado “plan original”, exclamando que los informantes también iban a proveer el avión y que fue el propio Santos el que empezó la discusión sobre enviar las drogas hacia los Estados Unidos. El abogado presionó a Santos para que admitiera que sus clientes eran “nuevos” e inexpertos.

SANTOS ADMITIÓ SER INFORMANTE EN OTROS CASOS

Por su parte, la fiscalía solicitó más tiempo para estudiar las supuestas grabaciones de Santos en prisión. Crotty instó a la defensa a proporcionar transcripciones a los fiscales, pero dijo que estaba dispuesto a permitir evidencia ya que juzgue la credibilidad de Santos.

Los dos primos alegaron que fueron “atraídos” al negocio de las drogas por los informantes corruptos quienes dijeron que suministrarían los aviones, la cocaína y el comprador.

Santos hizo su mayor esfuerzo por desviar todas las preguntas acerca de que los señalados tenían experiencia en el tema de la droga. Solo reconoció que tenían menos experiencia que él (un narcotraficante que alcanzó los rangos más altos del Cartel de Sinaloa). De igual manera, expresó que no se acordaba si los informantes iban a proveer el avión, y en un principio negó que él hubiese sugerido enviar las drogas a Estados Unidos. Pero luego, admitió que él “sacó” el tema de los Estados Unidos a la conversación.

La fiscalía trata de explotar el argumento de que los sobrinos de Cilia Flores utilizaron sus conexiones políticas para organizar una operación de millones de dólares en tráfico de cocaína, que ayudaría a la campaña política de su tía y reforzaría el poder de la familia presidencial.

Jackson y Roday sostuvieron que tanto Santos, como su hijo -que también es un informante- son corruptos y son motivados por el dinero. Ambos percibieron más de 1.2 millones de dólares del gobierno norteamericano por su trabajo encubierto, al tiempo que continuaban realizando importantes operaciones de drogas sin autorización.

Roday también logró que Santos admitiera que había recibido más dinero cuando las detenciones eran de alto perfil y que su sentencia se reducirá por ayudar a los fiscales en este caso. El informante agregó además que mintió en repetidas ocasiones a la DEA sobre el tráfico de heroína y acerca de no pagar sus impuestos. El abogado defensor lo acusó de lavado de dinero y de mentir bajo juramento en otro caso en el cual también fue informante.

“Usted mintió en sus caras”, dijo Roday.




Categoría: Venezuela