De 2 a 12 años de salario mínimo se necesitan para comprar un teléfono celular

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Adquirir un teléfono celular en esta época decembrina era costumbre para muchos venezolanos debido al ingreso extra que se percibe. Sin embargo, la crisis económica que afecta al país incluye al sector de tecnología y los móviles han alcanzado precios exorbitantes.

Según una vendedora consultada en el centro comercial City Market, ubicado en el bulevard de Sabana Grande, los teléfonos con más de un gigabyte son los capaces de soportar más de cinco aplicaciones, en el establecimiento donde trabaja, el más económico es el modelo Alcatel Ideal 4060, y tiene un costo de 3,9 millones de bolívares. De acuerdo con información de El Nacional, un trabajador que perciba un salario mínimo actual de 177.507,44 bolívares tendría que trabajar dos años para costearlo.

Asimismo, el más costoso es el Samsung Galaxy J7 Pro, que vale 25,9 millones de bolívares y equivale a 12 años de trabajo con el mismo ingreso mínimo establecido por el Ejecutivo.

Por otra parte, los aumentos en los precios es algo que sucede solo en cuestión de días. Como es el caso del Samsung Galaxy J7 Prime costaba 19,5 millones la semana pasada y ahora se encuentra en 21,8 millones de bolívares.

Los artículos y repuestos para estos dispositivos tampoco escapan de los altos precios. Los audífonos para Iphone tienen un valor de 110.000 bolívares, mientras que unos de Bluetooth y marca Sony alcanzan los 1,9 millones.

“He visto precios -de baterías- desde 290.000 hasta 350.000 bolívares, por lo que decidí pedir las prestaciones para comprar el repuesto del teléfono esta misma semana porque en diciembre puede que llegue al millón de bolívares y no podré comprarlo”, expresó Catalina Reyes, que requiere del repuesto para su Samsung S3 mini.

Que se rompa la pantalla es uno de los casos más comunes y también uno de los repuestos más costosos. Jimena López, dueña de un Motorola Moto G (segunda generación), consultó precios para sustituir la suya que se había roto. “Me respondieron que costaba 1,2 millones, pero yo no podía pagar ese dinero, así que seguí ahorrando”, declaró.

Apenas cinco días después, el mismo artículo aumentó a 2,3 millones de bolívares. “Busqué el dinero rápido antes de que volviera a aumentar y así es que pude pagarlo, pero no fue fácil. Casi me quedo sin teléfono”, sostuvo.

Aunado a los bajos niveles de venta, la falta de abastecimiento es otro factor que afecta este sector comercial. La misma vendedora, aseguró que desde hace un mes no les llegan pantallas para Samsung S4. “No nos llegan pantallas de esa marca. Solo tenemos de iPhone, pero ya no vale la pena comprar más pantallas porque están muy costosas”, señaló.




Categoría: Economía | Claves: Celulares Crisis