De hombre de confianza del presidente a la cárcel

Muchos han calificado a Suárez como cercano al actual presidente Otto Pérez Molina, recordando sus palabras en el momento de su designación frente al Banco: "Este no es un nombramiento político si no institucional".

De hombre de confianza del presidente a la cárcelEl presidente del Banco de Guatemala fue detenido el miércoles 20 de mayo. Crédito: Esteban Biba / EFE
Publicada por: el leonor.roquett@gmail.com @Leonor_Roquett

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) Julio Suárez Guerra era, hasta este miércoles, una importante figura de la economía de Guatemala. El economista era presidente del Banco Central de Guatemala y primer vicepresidente del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (Igss). Ahora, Suárez tiene que responder ante las autoridades por su implicación en un fraude en los contratos de servicios médicos otorgados por el Igss.

Se investigará si los contratos fueron entregados a empresas no cualificadas para este trabajo.

Muchos han calificado a Suárez como cercano al actual presidente Otto Pérez Molina, recordando sus palabras en el momento de su designación frente al Banco: “Este no es un nombramiento político si no institucional”.

En ese momento, el presidente recordó que Suárez había estado durante tres periodos como presidente del Banco, además de ser vicepresidente de la Junta Monetaria

Suárez, además de ser licenciado en economía,tiene posgrados en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala y por el Departamento de Comercio de Estados Unidos, entre otros méritos académicos. También fue representante por Centroamérica del Fondo Monetario Internacional y gerente de la Divisiones Administrativas y de Operaciones del Banco Centroamericano de Integración Económica. Ha sido gobernador titular y alterno por Guatemala, ante el Banco Interamericano de Desarrollo, el Banco Centroamericano de Integración Económica, Fondo Monetario Internacional y Banco Mundial y del Grupo de los 24, para Asuntos Monetarios y Financieros. Fue asesor de la Delegación de Guatemala en las negociaciones de Deuda Externa ante el Club de Paris en 1993.

La ley orgánica del Igss, en su artículo 19, asegura que la junta directiva “tiene atribuciones de dirección, las cuales, en términos generales, se contraen, entre otras, a dictar, a propuesta del gerente, los reglamentos para el funcionamiento interno del Instituto; estudiar y aprobar, con base en el proyecto que debe presentarle el gerente, el presupuesto general del Instituto; aprobar o improbar el informe que debe presentarle anualmente el gerente; estudiar los balances, estados e informes mensuales que debe presentarle el gerente; y dictar las normas de organización del Instituto. Las atribuciones descritas evidencian que la participación del licenciado Suárez Guerra en la junta directiva del IGSS, se limita a funciones de dirección y no de ejecución; razón por la cual no ha adjudicado negocio alguno, no ha firmado contratos, no ha ejecutado presupuesto, no ha realizado transferencias de fondos y, en general, no ha ejecutado actos de administración de esa institución”, se lee en un boletín de prensa publicado por el banco.

Asimismo, en dicho documento informan que el Banco continúa desarrollando sus funciones con total normalidad y expresa el “total e incondicional” apoyo a Suárez por parte de las autoridades, funcionarios y empleados del Banco por su “larga trayectoria por treinta años en la institución, así como su honorabilidad, probidad, alto espíritu de servicio y responsabilidad”