La necesidad del aumento de la gasolina

Mientras en 1999 el consumo interno de gasolina era de 321 barriles diarios, ahora el consumo es de 765 mil barriles diarios

Publicada por: el dasilvalissette89@gmail.com

Crédito: AP Photo/Fernando Llano

(Caracas, Venezuela. Sumarium) – Casi 27 años han pasado de aquel oscuro episodio que vivió Venezuela cuando el presidente Carlos Andrés Pérez dictó, entre otra medidas, el alza del precio de la gasolina, hecho que provocó el “Caracazo” y aún este tema sigue siendo sensible y tabú en el país.

Y es que aunque meses atrás el incremento del combustible fuese engavetado porque sería “echarle más leña al fuego” según palabras del Presidente de la República Nicolás Maduro, fue él quien volvió a traer el tema a discusión este mes de enero.

Crédito: Panorama

“Ha llegado la hora”, indicó Maduro desde la Asamblea Nacional (AN) donde presentó su Memoria y Cuenta, lugar en el cual aseguró que es una medida “absolutamente pertinente con la realidad que está viviendo Venezuela”, esto sin dar mayores detalles del ajuste que se está planteando.

Con el precio del petróleo a 22 dólares por barril, el vicepresidente del Área Económica y el presidente del BCV, Marco Torres y Nelson Merentes, respectivamente, anunciaron esta semana el “inminente” aumento del precio de la gasolina.

Por su parte, el ministro de Petróleo y Minería Eulogio del Pino coincide en que los bajos costos del combustible es uno de los factores “más desequilibrandes” de la economía venezolana, por lo que considera “fundamental” aumentar el diferencial entre los importes de la gasolina de 95 octanos y la de 91.

Explicó que los componentes importados para producir la gasolina de 95 cuestan 300 millones de dólares más a Pdvsa y la meta es lograr revertir la matriz y que el 70% de los vehículos se sirva de gasolina de 91.

ANTECEDENTES

Titulares del Caracazo 1989

Luego de que en 1996 Rafael Caldera, con apoyo del Fondo Monetario Internacional (FMI), en el marco de la Agenda Venezolana ajustara el costo de la gasolina en un 300% y en un 500%, debido a los severos problemas fiscales originados por la crisis bancaria, esta ha permanecido estática.

En Venezuela, desde hace 20 años, un litro de gasolina de 95 octanos cuesta 0,097 bolívares, la del 91 tiene un precio de 0,070 bolívares, mientras que 0,048 bolívares por litro es la tarifa preferencial del diésel, el más utilizado por el transporte público masivo.

Es decir, llenar un tanque de 40 litros de gasolina de 95 octanos cuesta menos de 4 bolívares y de 60 litros menos de 6 bolívares, en ambos casos el valor es menor a un dólar.

Si se calcula a tasa Cencoex (6,3 bolívares) llenar un tanque de 40 litro cuesta 0,6 dólares, mientras que a tasa Sicad y Simadi (13,50 bolívares y 199,93 bolívares) el mismo tanque se cotiza en 0,2 dólares y 0,02 dólares respectivamente. Hecho que se traduce en el combustible más barato del mundo.

Crédito: VTV

En el país producir un litro de gasolina de 95 octanos cuesta alrededor de 2,7 bolívares y se vende en 0,097 por litro, según los datos del exministro den Petróleo y Minería Rafael Ramírez.

Asimismo, indicó que en 2014 que Petróleo de Venezuela (Pdvsa) pierde unos $12.000 millones anuales por el bajo precio de la gasolina, por lo que propuso en aquella oportunidad el aumento de 2,7 bolívares por litros para que Pdvsa pudiera recuperar, al menos, el costo de producción.

Según la Agencia Internacional de Energía (AIE), Venezuela subsidia 75,3% del costo del combustible, equivalente a unos $15.000 millones anuales. De igual forma, en 2012, la Comisión Económica para América Latina (Cepal) estimaba que el país destina 5,1% del PIB a subsidiar la gasolina.

REALIDADES Y COMPARACIONES

PAÍSES OPEP PRECIOS EN DÓLARES DEL LITRO DE GASOLINA
Angola 0,54
Arabia Saudita 0,15
Argelia 0,25
Ecuador 0,58
Emiratos Árabes 0,47
Indonesia 0,64
Iraq 0,87
Kuwait 0,22
Nigeria 0,49
Qatar 0,25
Irán 0,24
Libia 0,12
Venezuela 0,02

La comparación luego de haber observado la tabla es abismal, y es que pese a que los parámetros general indican que los países más ricos tienen los precios más altos de combustible, mientras que los países más pobres, al igual que aquellos que producen y exportan petróleo, tienen los precios significativamente más bajos.

Con lo que cuesta una botella de litro y medio (15,36 bolívares) en el país, según datos de la Superintendencia de Precios Justos, un venezolano puede llenar al menos tres veces el tanque de su automóvil. Cifras que reflejan un absurdo desequilibrio en esta materia.

Para dar un ejemplo claro de esto, uno de los países con uno de los precios más baratos de gasolina es Arabia Saudita, pero aún así, el precio es 12 veces más caro que en Venezuela.

Visto desde otro perspectiva, cuando una persona llena su tanque en una estación de servicio por 4 bolívares, a la estatal petrolera le cuesta 108 bolívares producir esos mismos 40 litros, 28 veces más del valor de la gasolinera. Lo que representa una pérdida significativa tanto en dinero perdido, como en combustible que pudiese ser exportado y cotizados a tasas internacionales.

Ante esto surge una poderosa interrogante, que hasta el momento no tiene explicación clara: ¿Por qué no se han incrementado los precios del combustible desde hace casi 20 años?

El miedo a un nuevo estallido social ha mantenido a los mandatario nacionales lejos de este tema, que aunque empolvado afecta terriblemente la estabilidad económica del país, tal y como lo refieren varios analistas.

¿CUÁNTO DEBERÍA COSTAR LA GASOLINA?

Según refiere el analista petrolero, Luis Oliveros el Gobierno del presidente Nicolás Maduro debería, al menos, intentar cubrir sus costos de producción, lo que equivaldría a que un tanque de 40 litros de gasolina tenga un valor por alrededor de 110 bolívares.

“Serían unos 3.000 millones de dólares que estarían dejando de perderse en lo interno”, señaló Oliveros, en una entrevista a El Mundo, donde también sostuvo que si se equipara el monto con el costo de producción Pdvsa no sufriría pérdidas y reduciría sus costos operativos. Esto utilizando la tasa de 18 bolívares por dolar que empleó Pdvsa en 2014.

No obstante para Jual Luis Martínez, analista en materia energética, el cálculo de producción del litro de combustible debe calcularse a tasa Simadi, de no ser así el aumento sería un “despropósito”.

Partiendo desde esta premisa y considerando que el bolívar se ha devaluado considerablemente desde 2012 a la fecha, Martínez toma un costo de producción en torno a los 10 bolívares por litro, por lo que el incremento no debería estar por debajo de ese rango.

Si se toma como base el cambio de dólar Simadi y se asume que el costo de producción de un barril de gasolina se ubica en 20 dólares, el litro de gasolina equivaldría a 13 centavos de dólar.

Pasando esos 13 centavos de dólar a bolívares, el costo en lo interno sería de unos 26 bolívares el litro de gasolina.

Palabras más palabras menos, la ecuasión indica que si tengo un tanque de 40 de combustible y cada litro cuesta 26 bolívares, llenarlo hasta el tope costaría 1.040 bolívares, monto que a su juicio cubriría los costos de producción.

Categoría: Economía | Claves: Aumento de la gasolina