De “miles por ciento” ha sido la inflación de importados a tasa paralela

Luis Vicente León señaló que "la mayoría" de los pasajes de avión a destinos internacionales se venden directamente en dólares. Asimismo, licores y repuestos para vehículos, entre muchísimos otros productos que el Estado no considera prioritarios, solo se importan con dólares del mercado paralelo, "que ha sido absolutamente loco en términos de crecimiento" de precio.

De “miles por ciento” ha sido la inflación de importados a tasa paralelaEl presidente de Datanálisis consideró que la inflación venezolana "fundamentalmente proviene del financiamiento monetario del Banco Central a Pdvsa (Petróleos de Venezuela, S.A.) o del Banco Central al Gobierno central". Crédito: Andrés Herrera / Sumarium
Publicada por: el andreduardo@gmail.com @AndrEduardo

(Caracas, Venezuela) – El presidente de la firma venezolana de investigación de mercado Datanálisis, Luis Vicente León, dijo este miércoles que la inflación vinculada al dólar paralelo es “infinita”, por lo que la variación de los precios en los productos importados a esa tasa es de “miles por ciento”.

Hay un crecimiento permanente tanto en la inflación como en la devaluación en el mercado negro

Al finalizar el evento Celebrando el Liderazgo Responsable: una visión de negocio, llevado a cabo en el municipio Chacao del Distrito Metropolitano de Caracas, a propósito de cumplirse 30 años desde la fundación de Datanálisis, León recordó que en enero de este mismo año, el precio del dólar paralelo estaba por debajo de 100 bolívares (Bs) y esta semana ya se encuentra por encima de Bs 500 por unidad.

Por lo tanto, en los rubros que están “atados” a esta tasa, porque simplemente el Estado venezolano no asigna divisas para importarlos, la variación de precios debe ser calculada “por miles por ciento”.

León señaló que “la mayoría” de los pasajes de avión a destinos internacionales se venden directamente en dólares. Asimismo, licores y repuestos para vehículos, entre muchísimos otros productos que el Estado no considera prioritarios, solo se importan con dólares del mercado paralelo, “que ha sido absolutamente loco en términos de crecimiento” de precio.

No hay ningún límite cuando estás aplicando una política (gubernamental) inadecuada”, agregó.

Otros productos han variado sus precios en “cientos por ciento”, mientras “otros productos regulados de precio (…) están atados a un tipo de cambio oficial” que ha subido en mucha menor proporción. En estos últimos, el problema es “la cola o el desabastecimiento”.

¿QUÉ ES LO QUE PRODUCE LA INFLACIÓN VENEZOLANA?

Según explicó León, la inflación es “un promedio ponderado” de lo anterior dicho, “porque la vida es ponderada”.

“Una población normal come pero también se lava el pelo, pero también utiliza productos de limpieza para su hogar, pero también tiene un carro, un celular; también celebra”, argumentó.

Indicó que, en Venezuela, la inflación “fundamentalmente proviene del financiamiento monetario del Banco Central a Pdvsa (Petróleos de Venezuela, S.A.) o del Banco Central al Gobierno central”, pues “está vendiendo sus divisas a un precio absolutamente absurdo”, con tasas de entre Bs 6,30 y Bs 199 por dólar, que generan una “demanda infinita de dólares en todos los tipos de cambio que el país tiene”.

Por lo anterior, continuó el economista, el Banco Central de Venezuela (BCV) ha estado imprimiendo dinero inorgánico, sin respaldo en las reservas internacionales, para tapar el “hueco fiscal” en las cuentas en bolívares del Gobierno y la estatal petrolera.

“Generas dinero pero no generas bienes, ni servicios“, dijo refiriéndose al Gobierno, por lo que esos mismos billetes impresos sin disciplina generan “inflación y sobre todo pérdida de confianza en la moneda”.

“Hay un crecimiento permanente tanto en la inflación como en la devaluación en el mercado negro”, resaltó.

¿DE CUÁNTO ES LA INFLACIÓN GENERAL? ¿HASTA DÓNDE LLEGARÁ?

Aunque aclaró que fuera del BCV no existen “los sistemas suficientes necesarios y tecnológicamente sólidos como para poder medir la inflación”, León estimó, al igual que la posición ya anunciada por la firma que preside, que la inflación total del país para el final de 2015 estará entre 140 y 150 por ciento.

Sin embargo, según una cifra informal “colada del propio Banco Central”, a manera de “chisme”, la inflación hasta el mes de mayo había superado el 120%.

Asimismo, León consideró que si el BCV continúa evadiendo su obligación legal de publicar las cifras de inflación, “probablemente aparecerán los cálculos ya más sólidos o técnicamente montados porque será, de alguna manera, un proyecto tratar de estimar esa inflación“.

Por otra parte, estimó que la inflación podría llegar a una catastrófica cifra de 4 dígitos en 2016 si el Gobierno insiste en mantener las mismas políticas.

“La inflación pudiera tocar los 4 dígitos en el año 2016, porque para llegar a 1000% de inflación lo único que necesitas es tener 20% de inflación mensual y ya estamos por encima de 10% de inflación mensual“, remató.