De no tomarse los correctivos, la inflación superará 500%, según economistas

"Lo que necesitamos es cambiar el modelo", señaló el economista Alfredo Toro Hardy.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – “En 1997-1998 los precios del petróleo cayeron hasta 7 dólares el barril y, sin duda, Venezuela atravesó una situación compleja. Sin embargo, no se pensó para nada en un decreto de emergencia económica. El país salió adelante. ¿Cómo? Con gasto público ordenado”, señaló el economista Alfredo Toro Hardy.

Según la nota de prensa de Unidad Venezuela, el experto petrolero recordó que durante muchísimas décadas el precio del petróleo se ubicó entre tres y cuatro dólares por barril. Los precios del crudo venezolano se dispararon a raíz del embargo petrolero árabe en 1974, cuando subieron hasta 12 dólares “y con ese precio pensábamos que teníamos a Dios agarrado por la chiva”, comentó.

“Venezuela se indigestó con tanto dinero que le entró”, dijo sobre el llamado “boom petrolero” que registró el país durante el primer gobierno de Carlos Andrés Pérez, quien utilizó gran parte de esos recursos para la nacionalización de la industria petrolera, el primero de enero de 1976, y para emprender grandes planes de desarrollo.

En 1979, la caída del Sha de Irán provocó una nueva crisis en el Medio Oriente “que produjo una tremenda incertidumbre y los precios se volvieron a disparar, esta vez hasta 30 dólares, durante el gobierno de Luis Herrera Campíns. En 1982 se habían derrumbado nuevamente, lo que causó una crisis muy severa en Venezuela que condujo al ´viernes negro´, cuando el bolívar tuvo una fuerte devaluación y se comenzó a aplicar un control de cambio”.

Pero el mayor aumento de precios petroleros que recuerda la historia de Venezuela y la historia del mundo, empieza a partir del año 2002. “En el caso específico del crudo venezolano, los precios llegaron en 2008 a 116 dólares por barril, el más alto que ha tenido alguna vez la cesta venezolana. Contando con esos recursos inmensos, el gobierno creyó que todo lo podía hacer, y todo lo hizo, solo que casi todo lo hizo mal”, sentenció el también escritor.

HAY QUE CAMBIAR EL MODELO

El especialista advirtió que tan grave como la caída en los precios del petróleo, es la destrucción del aparato productivo que ha sufrido el país a lo largo de los últimos 17 años. “El gobierno expropió más de cuatro millones de hectáreas agrícolas e infinidad de empresas que antes eran productivas y hoy no lo son. Casi todas esas empresas o están cerradas o están produciendo a pérdida o a un porcentaje muy bajo de su capacidad instalada”, indicó.

“En caso de que se necesitara un decreto de emergencia económica, tendría que ir en sentido exactamente opuesto a lo que el gobierno está pidiendo. Que esto se apruebe en esos términos por parte de la Asamblea Nacional, sería una suerte de cachetada a la voluntad popular que para algo le dio un mandato a los que ganaron las elecciones, y es para que retomen sus funciones como poder Legislativo”, añadió.

El economista Alfredo Toro adelantó que, de no tomarse los correctivos necesarios, la inflación de este año será superior al 500 por ciento, como ya lo están señalando analistas internacionales. “Esto sería muy dramático para la población venezolana. Por eso, lo que necesitamos es cambiar el modelo. No puede ser que frente a esta crisis tan severa lo que hagamos es darle un cheque en blanco a quien la provocó”, concluyó.