De qué se le acusa a Rodolfo Marco Torres

No se han recogido los frutos de la inyección de 27 millones de dólares para el fortalecimiento de la Misión Alimentación

Publicada por: el dasilvalissette89@gmail.com


(Caracas, Venezuela) –
La moción de censura que hoy fue sentenciada contra el Ministro de Alimentación, Rodolfo Clemente Marco Torres, tiene origen en la negativa del funcionario a comparecer ante el Parlamento para informar sobre la situación alimentaria de Venezuela.

Cabe destacar, que Marco Torres fue citado a comparecer el pasado 21 de enero, junto a los demás miembros de la Vicepresidencia Económica, para debatir el Decreto de Estado de Emergencia Económica presentado por presidente Nicolás Maduro Moros, cita a la cual no asistió.

Posteriormente, luego de aprobarse el acuerdo sobre crisis alimentaria la Asamblea Nacioanl realizó una nueva invitación al ministro explicara y presentara el plan de emergencia del Gobierno para atender la crisis alimentaria, frente a la notable escasez y los altos costos que se manejan en las calles.

La presentación estaba prevista durante la sesión ordinaria del día martes 26 de abril, a las 2:30 pm, a la cual tampoco fue.

Marco Torres también fue convocado para este jueves, sin embargo, el líder de la cartera alimentaria hizo caso omiso, al igual que en las otras oportunidades, a este citatorio, como también a las reiteradas peticiones de un informe que explique la situación actual en esta materia.

DE QUÉ LO ACUSA LA OPOSICIÓN

La bancada mayoritaria de la oposición responsabiliza al militar de la escasez de más de dos tercios de los alimentos básicos que agobia a los venezolanos. Así como de la “destrucción” del aparato productivo nacional.

También lo señalan por importantes hechos de corrupción en las masivas importaciones de rubros, hecho que se traduce en “la peor emergencia alimentaria de la historia de Venezuela”, según palabras del opositor Ismael García, promotor de la moción de censura.

Por su parte, el diputado Carlos Paparoni aseguró que “los venezolanos comen dos veces al día y uno de cada dos dejó de consumir huevos, lácteos y carne”, producto del errado modelo de importación aplicado por el Gobierno.

“Siguen apostando a las políticas de importación y siguen manteniendo un control de precios, en vez de apostar por nuestra producción”, manifestó Paparoni, al tiempo que agregó que la asignación de divisas no ha ayudado a resolver el desabastecimiento de alimentos.

FONDOS APROBADOS A LA MISIÓN ALIMENTACIÓN

Luego de reconocer que la Misión Alimentación se había convertido en un hervidero de corrupción, el presidente Nicolás Maduro firmó el punto de cuenta donde aprobó y ordenó la reorganización, reestructuración, redimensionamiento, transformación y reimpulso de este sistema social en el marco de la Emergencia Económica.

Para ese entonces, Maduro indicó que esta decisión permitiría crear un poderoso consorcio que aglutinará tres corporaciones públicas del Estado venezolano en un solo plan de producción y distribución de alimentos. Sin embargo, las cosas no han salido tan bien como se esperaba.

No obstante, a través de un Decreto Presidencial aprobó en el mes de marzo la inyección de 27 millones de dólares al fortalecimiento la Misión Alimentación, con el objetivo de garantizarle a los venezolanos productos a precios accesibles, acción que no ha dado frutos.