De seguir con la política del Gobierno “la seguridad no va a mejorar”

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Julio se convirtió en el peor mes de lo que va de 2016, en materia delictiva, según el abogado criminalista Fermín Mármol García, quien además sostiene que el gasto en seguridad ciudadana nunca ha sido una prioridad en un país como Venezuela.

En este sentido, Mármol García sostienes que “ninguna empresa pública puede ser exitosa si a la junta directiva se le cambia una vez al año, porque cada persona que llega despliega sus propios planes y equipos, con lo cual se pierde tiempo haciendo diagnósticos”, esto en relación a las reiterados cambios que se registran en el ministerio de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, mismo que en 17 años de revolución ha cambiado de directiva en 16 oportunidades según material publicado por Unidad Venezuela.

A juicio de Mármol García, la decisión de designar a Néstor Reverol, frente a la cartera de Interior, Justicia y Paz, desata más preguntas que respuestas, ya que no queda claro si el nuevo ministro dará continuidad a los planes de paz, si fortalecerá lo que ya existe o por el contrario tomará nuevas iniciativas en un país donde diariamente se registran actos violentos.

INCENTIVAR DENUNCIAS DE SECUESTROS

Con relación al delito del secuestro, el abogado criminalista destacó que es necesario incentivar la denuncia de las víctimas quienes no confían en las instituciones, con el objetivo de estructurar planes que determinen las horas, los lugares y los días en los que operan las distintas bandas dedicadas a este delito.

“En el país se requiere de patrullaje constante, supervisado – con GPS y cuadrantes-, con elementos combinados de diferentes cuerpos, por la percepción que la gente tiene de los efectivos, sean policiales o castrenses. Pues, aparte de la ineficiencia, en ese particular se están violando resoluciones ministeriales, emitidas después del lamentable caso de los hermanos Faddoul”, explicó.

En este sentido, indica que “lo que hay es que mejorar los organismos del sector, rescatar la meritocracia, el trabajo con el sector privado, citar a las iglesias. Queremos ver resultados, que desciendan las tasas de homicidios y de secuestros; que más de tres mil personas solicitadas por los tribunales sean capturadas. Las políticas públicas no son solo carta de buenas intenciones: tiene que haber también acciones que den resultados”, apuntó el especialista.

ESTAMOS EN LA VÍA EQUIVOCADA

“Mientras continuemos con la política de este gobierno en seguridad no vamos a mejorar. Y no es porque en todos estos años no se hayan realizado diagnósticos: se trata de la terquedad de no aceptar lo que proponen los expertos que no son afectos al régimen. Estamos en la vía equivocada y lo que se consigue es agravar el problema. Siempre se va a encontrar a una madre a la que le han matado más de un hijo o a una familia que ha sufrido el secuestro de uno de sus miembros”.

Así lo visualiza, por su parte, el criminólogo-criminalista Javier Gorriño, al señalar, para mayores detalles, que una de las principales causas por las cuales se emigra del país estriba en la inseguridad.