eluniverso

Debate

El problema es que no todos entendemos lo mismo por país mejor y aunque así fuera, no todos queremos llegar a él por los mismos caminos.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Editorial El Universo). En cadena nacional, el presidente de la República anunció su decisión de retirar temporalmente los proyectos de ley que fueron detonante de las protestas recientes.

Quizás el planteamiento más importante de su intervención estuvo en una frase. Cuando habló de la necesidad de un debate nacional “sobre la clase de país que necesitamos”. A esto habría que añadirle el cómo alcanzar ese país que definamos. Porque esto es lo que está en el fondo de los desacuerdos. Todos los partidos y grupos políticos fundamentan su quehacer en el deseo de lograr un país mejor. El problema es que no todos entendemos lo mismo por país mejor y aunque así fuera, no todos queremos llegar a él por los mismos caminos. La democracia, que toma en cuenta a las minorías, busca precisamente ese debate, porque el hecho de ser muchos no garantiza por sí mismo que se tenga la razón o que sepan lo que es más conveniente para un país heterogéneo, que tiene su propio ritmo para los cambios sociales y políticos. Nunca es tarde para un debate que debió producirse al principio. Pero un debate abierto, directo, franco, sin preconceptos y sin descalificaciones por las ideas que se profesen.

Es indiscutible que para que tengamos un país justo, equitativo y pacífico es indispensable eliminar la pobreza y ofrecer a todos igualdad de oportunidades, busquemos juntos el camino para alcanzarlo. La historia ha enseñado que no hay recetas absolutas y que los ciudadanos tienen mucho que decir.

Categoría: Opinión