Departamento de Justicia de EEUU critica el uso de informantes de la DEA

El inspector general del Departamento de Justicia encontró problemas generalizados en el programa de fuentes confidenciales de la agencia, que entre 2010 y 2015 recurrió a más de 18.000 informantes activos para recabar información, pistas e inteligencia en investigaciones de narcóticos. Más de 9.000 de esas fuentes recibieron pagos por casi 237 millones de dólares, de acuerdo al reporte.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Wasghington, Estados Unidos. AP) — La DEA no hace un buen trabajo en la supervisión de millones de dólares en pagos que hace a sus fuentes confidenciales, depende de informantes que operan con dirección mínima y sigue pagándole a informantes que ya no debería estar utilizando. Ello de acuerdo con una auditoría realizada por un órgano gubernamental de control publicada el jueves.

El inspector general del Departamento de Justicia encontró problemas generalizados en el programa de fuentes confidenciales de la agencia, que entre 2010 y 2015 recurrió a más de 18.000 informantes activos para recabar información, pistas e inteligencia en investigaciones de narcóticos. Más de 9.000 de esas fuentes recibieron pagos por casi 237 millones de dólares, de acuerdo al reporte.

Aunque la DEA ve a sus informantes como una parte vital, el inspector general criticó el año pasado a la agencia por la falta de control y supervisión de sus fuentes, que en el pasado han incluido a trabajadores de Amtrak, y dijo en el nuevo reporte del jueves que muchos de esos problemas persisten.

Lea también: Se debilita el caso contra los sobrinos de Cilia Flores

“Encontramos que la DEA no supervisa de manera adecuada el pago de sus fuentes, lo que expone a la DEA a un inadmisiblemente elevado potencial de fraude, desperdicio y abuso, particularmente dada la frecuencia con la que las oficinas de la DEA utilizan y pagan a sus fuentes confidenciales”, escribió el organismo.

Entre los problemas identificados: la DEA fue incapaz de medir la confiabilidad de sus informantes y carece de controles o procedimientos para cuando una de sus fuentes recluta a otros individuos para actuar como “subinformantes”. La agencia también mantuvo de manera inapropiada a trabajadores de Amtrak y la Administración de Transporte y Seguridad como fuentes, y apenas recientemente desarrolló una política en contra del uso de empleados gubernamentales como informantes. El uso de empleados de Amtrak como informantes finalizó en marzo, según el reporte.

El inspector general también expresó preocupaciones de que algunas de las fuentes de la DEA mejor pagadas son informantes conocidos como “de uso limitado”. Esa categoría de fuente opera con supervisión o dirección mínima para entregar información a la DEA. La agencia pagó casi 27 millones de dólares a informantes “de uso limitado” durante el periodo en revisión del inspector general”, reveló la auditoría.

El reporte estima que la DEA pudo haber pagado cerca de 9,4 millones de dólares a más de 800 fuentes que supuestamente ya no debían ser utilizadas como informantes.

Entre ellas se encuentra una fuente confidencial que previamente había presentado falso testimonio en juicios y declaraciones, y sin embargo fue reactivada como fuente, utilizada por 13 oficinas de campo y recibió pagos superiores a los 469.000 dólares.




Categoría: Mundo | Claves: DEA Estados Unidos