Desalojan parte de la Casa Blanca en medio de una conferencia de prensa

"El Servicio Secreto pudo registrar rápidamente esta sala y concluir que estaba en condiciones adecuadas de seguridad"

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Washington, Estados Unidos. EFE) El Servicio Secreto de EE.UU. interrumpió hoy la conferencia diaria del portavoz de la Casa Blanca para evacuar temporalmente la sala de prensa y uno de los jardines de la residencia presidencial, debido a una amenaza de bomba comunicada por teléfono y que resultó ser falsa.

Evacuan sala de prensa de la Casa Blanca. Crédito: AFP

“Tenemos que evacuar la sala de prensa”, dijo un hombre, presuntamente un agente del Servicio Secreto, que irrumpió en la habitación mientras el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, ofrecía su conferencia de prensa diaria.

“Reanudaremos (la conferencia de prensa) más tarde”, se limitó a decir Earnest a los sorprendidos periodistas, que preguntaron en vano cuál era el problema y abandonaron la sala de prensa mientras escribían mensajes en la red social Twitter sobre el incidente.

Alrededor de media hora después de la evacuación, los periodistas pudieron volver a entrar en la sala y la conferencia de prensa se reanudó, después de que un equipo de agentes del Servicio Secreto inspeccionara la habitación acompañado de perros adiestrados para la detección de explosivos.

“Poco antes de las dos de la tarde, hubo una amenaza de bomba transmitida por teléfono a la Policía Metropolitana de Washington sobre la sala en la que estamos ahora. La Policía contactó al Servicio Secreto, que determinó que, para la seguridad de todos ustedes, tenían que evacuar la habitación”, explicó Earnest una vez que se reanudó la conferencia de prensa.

“El Servicio Secreto pudo registrar rápidamente esta sala y concluir que estaba en condiciones adecuadas de seguridad”, agregó.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, se encontraba en ese momento en el Despacho Oval de la Casa Blanca, pero el incidente no le afectó ni le obligó a modificar su agenda, según Earnest.

La primera dama, Michelle Obama, y sus dos hijas, Malia y Sasha, se encontraban en ese momento en la zona de la Casa Blanca que sirve de residencia de la familia presidencial, y tampoco tuvieron que abandonarla.

La evacuación se produjo apenas unas horas después de que una audiencia en el Senado estadounidense sobre la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA) fuera también evacuada después de que la policía del Capitolio recibiera una amenaza de bomba, que de igual manera resultó ser falsa.

Earnest dijo no tener información sobre si ambos incidentes pudieron haber estado conectados.

Las alarmas por posibles problemas de seguridad no son inusuales en la Casa Blanca, que en múltiples ocasiones ha tenido que ordenar a su personal y a los periodistas acreditados allí que no entraran ni salieran de la habitación en la que se encontraran mientras el Servicio Secreto revisaba alguna amenaza.

No obstante, el hecho de que la amenaza interrumpiera la conferencia de prensa diaria multiplicó la atención mediática al suceso.

Las cámaras de algunas cadenas de televisión continuaron grabando la sala de prensa vacía incluso después de que se evacuara a los corresponsales, y varios periodistas se quejaron después a Earnest porque, según aseguraron, alguien de la Casa Blanca cubrió esas cámaras para evitar que grabaran la actividad del Servicio Secreto.

Muchos periodistas también interrogaron a Earnest sobre por qué el Servicio Secreto decidió no evacuar a Obama de la Casa Blanca si había una amenaza seria de bomba, sobre lo que el portavoz dijo no tener detalles.

Categoría: Mundo | Claves: Casa Blanca Estados Unidos