Desde 2013, aumentó en 600% la petición de asilo de venezolanos en EE UU

La cifra mensual de solicitudes venezolanas a Estados Unidos pasó de 92 en febrero de 2014, a 900 en noviembre de 2015, según muestran los registros de la Oficina de Servicios de Ciudadanía e Imigración de Estados Unidos (Uscis).

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

La Huella Digital

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – Para 2014, Diego Arcaná García era un estudiante venezolano de 23 años, y formaba parte del grupo de estudiantes que se movilizó luego del asesinato del manifestante opositor Bassil Dacosta el 12 de febrero de ese año.

Este hecho desató una jornada de protestas que se prolongó por cinco meses con un saldo de 43 muertos, y terminó convirtiendo a Arcaná en una de las 2,939 peticiones venezolanas de asilo político que recibió el gobierno de Estados Unidos en 2014, así lo reseñó Univisión.

Desde ese año las solicitudes de protección a venezolanos en Estados Unidos se incrementaron 600%. En 2013 se registraron 855 peticiones, el año siguiente aumentaron a 2,939, y las cifras parciales de 2015 hasta noviembre alcanzaban ya 6.013 solicitudes.

La cifra mensual de solicitudes venezolanas a Estados Unidos pasó de 92 en febrero de 2014, a 900 en noviembre de 2015, según muestran los registros de la Oficina de Servicios de Ciudadanía e Imigración de Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés) que analizó la unidad de Datos de Univision.

La estampida venezolana comenzó justo cuando empezó a arreciar la represión del gobierno de Maduro contra sus opositores, en febrero de 2014.

DIEGO ARCANÁ GARCÍA

Diego Arcaná García no sabe a cuál cuerpo policial pertenece el funcionario que le disparó. Pero el proyectil le provocó cinco fracturas en el globo ocular y un hematoma cerebral que lo mantuvo en Terapia Intensiva. Requirió dos intervenciones quirúrgicas, con cirugía plástica incluida. Luego vinieron las amenazas.

“Como yo puse la denuncia en la clínica, cuando los fiscales fueron a interrogarme, querían que asistiera a la sede del Ministerio Público a una ronda de reconocimiento a policías. Yo me negué, porque uno sabe bien que en Venezuela si haces eso, o te desaparecen o te mueres”, narró a Univision Noticias.

El joven afirma que oficiales de Policía rodeaban la casa donde vivía solo con su madre, llamaban por teléfono a cualquier hora y lo seguían. “Un buen día mi mamá me compró el pasaje y me dijo que saliera. Dejé todo y me vine”.

“El aumento de venezolanos aplicando por asilo político es alarmante. Nosotros creemos que este número de venezolanos seguirá creciendo. Creemos que tienen que ser atendidas desde el punto de vista legal y humanitario”, sentenció.

Categoría: Mundo Venezuela | Claves: Asilo