eluniverso

Desesperados

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Editorial El Universo) – Cubierto con prendas de vestir y asustado fue encontrado un niño de 8 años dentro de una maleta que arrastraba una joven, para cruzar la frontera entre Marruecos y Ceuta, el enclave español. Al pasar la maleta por el escáner, el operador observó algo fuera de lo común y al abrirla lo halló en condiciones deplorables. Pocas horas después, el padre fue detenido cuando quiso cruzar la frontera. Declaró que vivía en las islas Canarias, frente a la costa occidental de África y que él y su familia son de Costa de Marfil. A principios de la semana un joven de 23 años fue encontrado dentro de un contenedor, en el que había permanecido encerrado durante cuatro días sin agua y sin alimentos.

Los enclaves españoles de Ceuta y Melilla son la única frontera terrestre entre África y la Unión Europea y miles de africanos intentan cruzarla, utilizando los recursos más imaginativos y peligrosos. Ellos y los miles que se arriesgan en el mar son personas dispuestas a enfrentar todos los riesgos para encontrar condiciones más humanas de vida. No siempre es así, en los puntos de llegada se convierten en un problema y se sienten como tales, muchas veces humillados y maltratados.

Todos los casos de inmigración ilegal y en condiciones infrahumanas son un llamado a replantear el orden mundial y la necesidad de construir un mundo más equitativo y justo.

Categoría: Opinión