Detienen a Martinelli en Florida por el caso de las escuchas telefónicas

Agentes policiales estadounidense conocidos como IS Marshalls notificaron al ex mandatario en su residencia en Miami sobre la medida internacional en su contra.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Ciudad de Panamá. dpa) – El ex presidente panameño Ricardo Martinelli fue detenido hoy en el estado norteamericano de Florida, debido a una orden tramitada por la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol), confirmaron hoy en Panamá autoridades y abogados del ex mandatario.

Agentes policiales estadounidense conocidos como IS Marshalls notificaron al ex mandatario en su residencia en Miami sobre la medida internacional en su contra.

La detención de Martinelli había sido requerida por el pleno de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) el 21 de diciembre de 2015, después de que el magistrado Jerónimo Mejía ordenara la medida en su contra por no comparecer a una audiencia en Panamá.

Martinelli, quien dirigió los destinos de Panamá de 2009 a 2014, enfrenta un proceso por “pinchazos” o escuchas telefónicas ilegales contra políticos opositores. Asimismo, se le atribuye el uso de dispositivos provistos por una empresa israelí para interceptar y afectar las comunicaciones de los ciudadanos.

Debido a ello, Mejía, asignado como juez de garantías del caso de los “pinchazos”, declaró al ex mandatario “en rebeldía”, al haber desatendido una orden para que compareciera ante el tribunal.

La Cancillería panameña se encargó de formalizar la solicitud de la CSJ, mientras que autoridades policiales panameñas coadyuvaron a transmitir las alertas a Interpol, para que fuese localizado Martinelli para la debida notificación.

Sin embargo, el ex mandatario cuenta con una batería de abogados en Estados Unidos que buscan ponerlo en libertad. La orden de detención no implica que será extraditado, y la misma podría derivar en un largo proceso de apelaciones tras el examen de documentos remitidos por las autoridades panameñas.

Incluso, el presidente de Estados Unidos tiene la facultad de objetar o vetar una orden de extradición de Martinelli, respecto a normas vigentes que provienen del derecho anglosajón.

En la actualidad, son incoados otros procesos judiciales por malversación de fondos públicos, peculado y liberación de personas encausadas en los tribunales.