“Dialogar no es sentarse a hablar, es demostrar compromiso”

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Washington, EE.UU. EFE).- El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, pidió hoy acordar “mediadores, contenidos y tiempos” para que “la desconfianza no haga imposible” el diálogo entre el Gobierno y la oposición de Venezuela.

“Un diálogo con resultados implica acordar mediadores, contenidos y tiempos que generen confianza mutua”, escribió Almagro en su activa cuenta de Twitter tras la sesión de hoy en la OEA, que recibió al expresidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero para que expusiera el estado de la mediación internacional en Venezuela.

“Dialogar no es sentarse a hablar, es demostrar compromisos con la democracia, con el respeto a los derechos humanos, con la inexistencia de presos políticos, con no tener detenciones arbitrarias”, afirmó el titular de la OEA durante su intervención de cuatro minutos en el Consejo.

“El compromiso con la democracia y el Estado de derecho son requisitos ‘a priori’ para demostrar la buena fe de cualquier intento de diálogo, de lo contrario la desconfianza hará imposible (el diálogo) y eso sería de tremendo dolor para todos nosotros”, agregó.

Almagro, que participó como canciller uruguayo (2010-2015) en la mediación de Unasur en Venezuela en 2014, ha pedido sumar a la OEA y a más expresidentes iberoamericanos a la iniciativa de diálogo en marcha y que esta incluya la convocatoria de un referendo revocatorio este año y la liberación de los políticos encarcelados.

En su informe sobre Venezuela, que presentará ante el Consejo el día 23, pide sumar a los exmandatarios “que han demostrado preocupación anterior por la situación venezolana” y cita a los españoles José María Aznar y Felipe González, al uruguayo Luis Alberto Lacalle, al colombiano Andrés Pastrana, al chileno Sebastián Piñera y al boliviano Jorge Quiroga.

El exgobernante español Rodríguez Zapatero (2004-2011) fue elegido por la misión de diálogo en Venezuela para explicar hoy en una sesión extraordinaria de la OEA, a invitación de Caracas, el estado de la mediación que encabeza junto a los expresidentes Leonel Fernández (República Dominicana) y Martín Torrijos (Panamá) y bajo el auspicio de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

“Quiero que sienta que tiene las puertas abiertas de la OEA permanentemente para conversar los temas, para apoyo logístico, desde la dimensión humana, ayudar a destrabar situaciones que han demostrado ser complicadas pero que requieren pasos adelante, resolver problemas reales”, le dijo Almagro.

Rodríguez Zapatero pidió a la OEA dar “una oportunidad” a la iniciativa de diálogo que lidera en Venezuela, aunque advirtió de que este será “un proceso largo, duro y difícil”.

Preguntado por los periodistas si su iniciativa de diálogo incluirá el referendo revocatorio y la liberación de los políticos presos, Rodríguez Zapatero se limitó a decir que “todos aquellos (temas) que tengan que ver con las diferencias tienen que ser tratados como son tratadas las cosas en la alta diplomacia, con prudencia y discreción”.

El exgobernante subrayó en varias ocasiones que su discurso de hoy en la OEA es su primera explicación pública de la misión de mediación en Venezuela y que lo ha hecho a invitación de Caracas y antes que en la organización que acompaña el diálogo, la Unasur, donde hablará el día 23.